El presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum, reclamó esta mañana avances judiciales en la causa que investiga el atentado a la sede de esa organización y remarcó que "es una herida que no puede cicatrizar sin justicia". "Esperamos mucho de los jueces y seguimos esperando más de los fiscales de la Unidad AMIA", sostuvo el dirigente comunitario, tras la lectura de los nombres de los 85 asesinados por el ataque terrorista y el sonar de las sirenas en recuerdo del trágico hecho. En el emotivo acto por el aniversario número 25 del atentado contra la mutual judía, que lleva la consigna:

"85 vidas arrancadas. 25 años de impunidad"

Eichbaum se quejó de que la causa haya estado "tanto tiempo prácticamente estancada sin novedades de importancia" y pidió un "total esclarecimiento del caso". "Es una deuda pendiente para con la sociedad en su conjunto

Hasta que la justicia no se haga presente no vamos a parar", añadió.

Ariel Eichbaum

Tras destacar que las acusaciones contra Hezbollah y la República Islámica de Irán sigue "firme y sólida", el titular de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) también recordó al fallecido fiscal de la Unidad Especial que investigaba el atentado, Alberto Nisman: "Sabemos que fue asesinado por ser fiscal de la causa AMIA". Eichbaum también hizo un especial agradecimiento a los médicos, bomberos, policías y rescatistas que tuvieron un importante rol en aquellas horas posteriores al ataque terrorista perpetrado el 18 de julio de 1994 en el edificio ubicado en Pasteur 633. PT (Noticias Argentinas)