El legislador porteño del Frente de Todos Manuel Socías presentó un proyecto para reconvertir en "viviendas accesibles" a las oficinas del centro de la Ciudad, las que quedaron sin actividad y desocupadas ante el aumento del teletrabajo desde el comienzo de la pandemia del coronavirus.

“Tenemos una propuesta concreta, realista y viable”, afirmó el legislador tras difundir su propuesta que apunta a "planificar una nueva dinámica urbana que sea integradora, accesible y sustentable, lo que requiere tener en cuenta aspectos como la oferta de vivienda, la diversidad comercial y un diseño de espacio público acorde con los diferentes usos que convivirán".

“Los cambios generados por la pandemia en el mercado inmobiliario de oficinas abren una oportunidad para hacer frente al déficit habitacional histórico que sufre nuestra Ciudad”, consideró Socías por lo que advirtió que "se necesita una rápida, audaz e inteligente respuesta del Estado para no dejarla pasar”.

El proyecto, según dijo, busca "acompañar la reconversión de oficinas vacías en viviendas accesibles para los sectores medios y generar así rápidamente un stock de 3.000 nuevas viviendas destinadas exclusivamente al alquiler residencial, reglas claras que protejan en serio a los inquilinos”.

"A través de un Fondo creado con recursos de la Ciudad, los propietarios de oficinas podrán acceder a créditos a tasa subsidiada para realizar arreglos y modificaciones en los inmuebles y convertirlos en viviendas, las cuales ingresarán a un mercado de alquiler totalmente formal, cumpliendo con la Ley de Alquileres, sin superar el 80% del valor del mercado y donde el Estado actuará como garante ante eventuales morosidades", precisó.

El Fondo también será destinado a generar condiciones para la radicación o retención de comercios de cercanía y, a través de un esquema similar al de alquileres residenciales, se creará un registro de comercios vacíos, comercios existentes y potenciales inquilinos para acceder a los beneficios que el programa establezca.

A los propietarios de los comercios se les brindarán facilidades como exenciones del ABL e Ingresos Brutos, se garantizará un precio de alquiler por debajo del mercado y se ofrecerán créditos para el pago del alquiler y para la compra de bienes de uso. (Télam)