La vicepresidenta Cristina Fernández pidió hoy que se amplíe la indagatoria y se procese por asociación ilícita a los detenidos Fernando Sabag Montiel, Brenda Uliarte y Gabriel Carrizo y se ordenen de manera "urgente" nuevas medidas de prueba en la causa por el intento de homicidio en su contra del 1 de septiembre último, luego de detectar una seguidilla de mensajes de Whatsapp que darían cuenta del accionar organizado de la banda.

"Recordá esta fecha", "esta hdp (sic) ya está muerta", "No sabés que hicimos con esto", "Generar miedo", "Para que el gobierno sepa con quienes se están metiendo", son algunos de los mensajes hasta ahora desconocidos y enviados desde el teléfono celular de Carrizo, jefe del grupo de supuesto vendedores de copos de nieve para el que trabajaban quienes agredieron a la Vicepresidenta, según surge de la presentación de la querella a la que accedió Télam. (Télam)