El Tribunal Oral Federal 1 de Neuquén (TOF) suspendió la presencia de público y de periodistas en la audiencia del juicio de lesa humanidad de la causa “Escuelita VII”, que estaba prevista para mañana a las 9, debido a la situación epidemiológica que atraviesa la provincia ante el incremento de casos de coronavirus.

El TOF 1 informó que “atento a las restricciones impuestas recientemente en la provincia de Neuquén en razón de la situación sanitaria, la audiencia del día miércoles se realizará sin público”, aunque dispuso que “se transmitirá vía Youtube por el canal oficial dispuesto por la Dirección General de Tecnología del Poder Judicial de la Nación”.

En la audiencia de mañana, las defensas contestarán el pedido de ampliación de la acusación de abuso sexual contra 12 de los 15 imputados realizado el 5 de mayo pasado por el fiscal José Nebbia.

A partir de declaraciones de testigos y sobrevivientes del Centro Clandestino de Detención “La Escuelita” de Bahía Blanca, el funcionario judicial consideró que había nuevos elementos de prueba acerca de los abusos sexuales sufridos por detenidas en cautiverio.

La calificación legal sostenida por el fiscal es "violación agravada por producir graves consecuencias a la salud de las víctimas y ser realizadas con el concurso de dos o más personas y abuso deshonesto según los artículos 119, 122 y 127 del Código Penal".

La ampliación de las imputaciones alcanza a Oscar Lorenzo Reinhold, Jorge Molina Ezcurra, Sergio Adolfo San Martín, Jorge Di Pasquale, Raúl Guglielminetti, Osvaldo Páez, Norberto Eduardo Condal, Jorge Granada, Walter Tejada, Juan José Capella, Jorge Alberto Soza y Carlos Alberto Taffarel.

El pedido fiscal no incluye a los restantes imputados en la causa, que son Miguel Ángel Cancrini, Gerónimo Huircain y Desiderio Penchulef.

Los 15 imputados por 20 víctimas, 9 de las cuales permanecen detenidas desaparecidas, se negaron a prestar declaración indagatoria desde que se inició el juicio el 9 de diciembre de 2020 para investigar violaciones a los derechos humanos cometidas en ciudades de Río Negro, Neuquén y en la sede del V Cuerpo de Ejército de Bahía Blanca (Bs.As.) donde funcionó el Centro Clandestino de Detención “La Escuelita”. (Télam)