El jefe de Gabinete del Ministerio de Salud bonaerense, Salvador Giorgi, remarcó que "aquellos municipios" de la Provincia de Buenos Aires que se encuentren en la fase 4 del aislamiento social podrán aumentar el aforo en espacios cerrados hasta en un 20% para personas que se encuentren vacunadas contra el coronavirus.

"En aquellos municipios que estén en fase 4, se va a aumentar el aforo en un 20% para aquellas personas que estén vacunadas. Para eso hay que presentar el carnet de vacunación, la tarjeta de código QR o la aplicación Cuidar, donde figura que estas vacunado", aseguró el jefe de gabinete del área de salud bonaerense esta mañana en diálogo con Radio Provincia AM 1270.

Y en ese sentido, el funcionario agregó: "Con una dosis es suficiente para poder cumplir con este requisito incluso 21 días de haber recibido la inoculación"

Actualmente, la provincia de Buenos Aires cuenta con "más de ocho millones" de habitantes vacunados, sobre un total de "10 millones de inscriptos", detalló Giorgi.

"Los fines de semana, estamos yendo a los barrios populares para llegar a las personas que no pueden asistir por horarios o movilidad. Vacunamos puerta a puerta, trabajando con organizaciones sociales, para llegar a personas que no pudieron inscribirse porque no tienen acceso a las plataformas virtuales, no pueden trasladarse o trabajan todo el día y no pueden ir en horario laboral. Es algo que está dando muy buenos resultados", afirmó.

Además, aseguró que "cuanto más adelante ingrese la variante Delta al país, mayores serán las posibilidades de avanzar en el plan de vacunación", y que por eso el gobierno de Axel Kicillof "es tan estrictos en los controles".

"En un principio era bastante alarmante el incumplimiento de la cuarentena por parte de viajeros que llegaban del exterior. Más del 30% de las personas que íbamos a visitar en el operativo conjunto con Migraciones no estaban aisladas. Ahora empezó a bajar y es casi un 20% aunque sigue siendo un número alto", observó.

En otro orden, Giorgi comentó que "no son tan preocupantes" los índices de contagios que se registraron tras los festejos por la obtención de la Copa América por parte de la Selección argentina, al considerar que se produjeron "al aire libre".

En cambio, afirmó que "más preocupantes son las juntadas en las casas, porque son más difíciles de poder controlar". (Télam)