El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, se reunió hoy con las legisladoras porteñas del Frente de Todos (FdT) Ofelia Fernández y Lucía Cámpora "para hablar sobre el crecimiento de la violencia institucional" contra personas en situación de calle en la ciudad de Buenos Aires.

Así lo informó el funcionario en su cuenta de Twitter, y agregó que en la reunión "conversaron sobre el amparo presentado por la Secretaría de Derechos Humanos por la violencia contra las personas en situación de calle y sobre otros colectivos de personas que son diariamente hostigados".

De eso modo, Pietragalla se refirió a la acción de amparo presentada para exigir el cese de las situaciones de violencia institucional contra personas en situación de calle en la ciudad de Buenos Aires, que fue aceptada la semana pasada por el Ministerio Público Fiscal.

De acuerdo a lo informado por el funcionario, las legisladoras le informaron sobre el funcionamiento de la aplicación "Mapa de la policía", creada por Ofelia Fernández para "denunciar casos de violencia institucional, la cual resulta una herramienta muy importante".

"Acordamos que los casos registrados (en esa aplicación) sean luego abordados por el Centro de Denuncias de la Secretaría de Derechos Humanos", añadió Pietragalla.

Participaron también de la reunión Mariano Przybylski, quien es director nacional de Políticas contra la Violencia Institucional, y también impulsó la acción de amparo, y Mario Santucho, director de la Revista Crisis y asesor de la legisladora Fernández.

Por otro lado, la comisión de Promoción Social de la Legislatura porteña, que preside Laura Velasco (FdT), dio hoy dictamen a un pedido de informes sobre la intervención de efectivos de la Policía de la Ciudad en lo ocurrido entre el 20 y el 24 de junio en la avenida Guzmán entre las avenidas Jorge Newbery y Federico Lacroze, en el barrio de Chacarita.

Vecinos y vecinas de esa cuadra, que bordea el cementerio de la Chacarita, alertaron que efectivos de la Policía de la Ciudad y agentes del Gobierno porteño se llevaron las pertenencias y alimentos de varias familias que se encontraban allí en situación de calle, y luego cerraron la zona con un vallado, para evitar que vuelvan.

"Hay situaciones que encienden una alarma en relación con formas muy graves de violencia institucional", afirmó Velasco en la reunión de comisión.

En ese sentido, sostuvo que "necesitamos otra respuesta por parte del oficialismo, no queremos más pesares por la gente que se nos muere en situación de calle, ni repudios por situaciones muy graves donde se manguerea a la gente, se queman sus cosas, donde se trata a personas con un gran desprecio en una ciudad que tiene los recursos para dar una respuesta desde el Estado".

La comisión también dio dictamen a una declaración de "preocupación y pesar por el fallecimiento en el mes de junio de Alexander López y un hombre con identidad aún desconocida, ambos en situación de calle. (Télam)