El secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, afirmó hoy que desde el Gobierno nacional están "cansados de la violencia institucional de la Policía de la Ciudad", luego de denunciar ayer penalmente a las autoridades porteñas por la represión ejercida por esa fuerza durante el velatorio de Diego Maradona, en las inmediaciones de avenida de Mayo y 9 de Julio.

"Estamos cansados de la violencia institucional de la policía del Gobierno de la Ciudad, ya que usan la violencia en forma desmedida y los responsables no pueden decir que no saben lo que ocurre porque continuamente desde la secretaría les marcamos los errores", afirmó el funcionario en declaraciones a Télam.

En ese marco, añadió: "Frente a nuestros señalamientos, las autoridades como (el vicejefe de Gobierno porteño, Diego) Santilli, no sólo no hacen nada sino que tampoco aportan ningún elemento que pueda parar el accionar, con lo cual eso es habilitación política para actuar".

Ayer, la secretaría de Derechos Humanos de la Nación presentó una denuncia penal ante la justicia porteña contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y contra Santilli, a cargo del ministerio de Justicia y Seguridad comunal, por la represión originada durante el velatorio de Diego Maradona por parte de la Policía de la Ciudad.

Pietragalla Corti dijo hoy en diálogo con esta agencia que, conforme al trabajo que realiza la secretaría en todo el país en contra de la violencia institucional, se recibió de parte del Gobierno de la Ciudad "una respuesta totalmente distinta a la que tenemos de otras provincias, donde enseguida se separa al personal que comete los excesos o se aportan pruebas a las investigaciones".

"Acá encontramos oídos sordos a nuestros reclamos. Yo tuve una reunión con Santilli, a mitad de año, donde el tema era la represión contra la comunidad senegalesa, ya que hay cacería de gente que, por ejemplo, va a comprar al supermercado y la policía les roba las bolsas de mercadería", relató.

Y agregó: "Ellos lo denunciaron a la secretaría, y cuando nosotros se lo exponemos, las autoridades porteñas hablan de mesa de diálogo, pero no hay cambios ni generan herramientas para evitar estas conductas".

En el caso particular de lo ocurrido en el velatorio de Maradona, Pietragalla Corti contó además que -en un momento determinado- la exesposa del astro, Claudia Villafañe, y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner "estaban hablando sobre cómo continuar el homenaje respetando a la vez el dolor de la familia".

"Como Estado podíamos, por ejemplo, poner una imagen gigante de Maradona para que el pueblo siguiera homenajeándolo una vez llevado el féretro, pero nada de esto se pudo implementar por las consecuencias de la represión que deliberadamente empezaron a realizar en Avenida de Mayo y 9 de Julio", indicó el secretario.

Para Pietragalla, la represión en ese lugar "provocó luego el desborde en la Casa de Gobierno y por eso aportamos imágenes a la Justicia donde se ve que mucha gente empieza a huir hacia Constitución y las que estaban en Avenida de Mayo, hacia la Plaza".

"Fue la Policía de la Ciudad la que provocó la violencia", insistió el funcionario nacional.

También remarcó el hecho de que "no fue casual" que la Policía de la Ciudad "informara a quienes estaban esperando ordenadamente su turno, que el velorio se terminaba a tal horario, porque esa información nunca fue dada por parte nuestra".

"Todo lo que hicieron fue deliberado para generar lo que generaron después", añadió.

Por último, el secretario de Derechos Humanos concluyó: "La de reprimir es una práctica a la que nos tienen mal acostumbrados y a eso le suman después el encubrimiento, por eso no se puede permitir".

En la denuncia, que fue presentada ayer, se solicita que se investigue a las máximas autoridades del Gobierno de la Ciudad por los delitos de intimidación pública, abuso de autoridad y abandono de persona (artículos 211, 248 y 106 del Código Penal) "por el violento accionar llevado adelante por efectivos policiales".

La presentación incluye un compilado de imágenes "que prueban la represión violenta y desmedida", según fuentes de la secretaría.

El escrito señala que esas imágenes reunidas "no permiten suponer que los abusos policiales hayan sido desvíos individuales de algunos miembros de la fuerza porteña".

“La sistematicidad en el accionar y la violencia cometida por todos ellos da cuenta de una orden superior que dispuso la represión de esa forma: con balas de goma, gases, camiones hidrantes y detenciones arbitrarias”, agrega el texto de la denuncia.

Además, la denuncia aclara que el Gobierno Nacional no dio ninguna orden de reprimir ni despejar ni detener a persona alguna y hace responsable directamente a las fuerzas policiales del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La policía de la Ciudad detuvo a 11 personas imputadas presuntamente por “resistencia a la autoridad”, de las cuales nueve ya fueron liberadas. (Télam)