El secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, afirmó hoy que mientras haya violacupib de derechos en democracia el Estado va a "estar en deuda" al encabezar el acto de señalización en memoria de las víctimas de la Masacre de Monte, un hecho de violencia institucional cometido en mayo de 2019 por efectivos de la Policía bonaerense.

“Mientras se sigan violando los derechos humanos en democracia vamos a estar en deuda con las instituciones y los familiares de las víctimas. Esta señalización hoy en Monte es un punto de inflexión. Las veo a ustedes y las veo a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, tienen mi compromiso y el de esta Secretaría en esta lucha y en la búsqueda de la Justicia", señaló Pietragalla Corti.

Según la Secretaría, este acto realizado en la localidad de San Miguel del Monte forma parte de una serie de señalizaciones por hechos de violencia institucional que se ubicarán a lo largo del país "como parte de una política federal que pretende impulsar el organismo".

Corti participó de la señalización en homenaje a los jóvenes de la “Masacre de Monte” acompañado del subsecretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Matías Moreno; la concejala de San Miguel del Monte, Mirta Piñón y familiares de las víctimas.

Pietragalla aseguró que este homenaje fue previamente comunicado al presidente Alberto Fernández, a la vicepresidenta, Cristina Fernández, y al gobernador de la provincia, Axel Kicillof, quienes "manifestaron su apoyo para seguir llevando adelante esta política pública".

"La Provincia de Buenos Aires va a trabajar con Nación para terminar con esta deuda que tenemos en la democracia, que es la violencia institucional", remarcó Moreno.

La "Masacre de Monte" ocurrió la madrugada del 20 de mayo de 2019 en el kilómetro 111 de la ruta 3, en la localidad bonaerense de San Miguel del Monte, y en ese hecho fueron asesinados los adolescentes Danilo Sansone, Gonzalo Domínguez, Camila López y Aníbal Suárez.

La única sobreviviente de esa balacera policial fue Rocío Quagliarello, de tan solo 13 años, quien se recuperó luego de estar internada más de un mes en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela.

La tragedia sucedió en el marco de una persecución y balacera, desatada sin motivo alguno, por parte de efectivos de la policía bonaerense hacia el auto en el que paseaban las víctimas, que terminó chocando contra un camión estacionado sobre la ruta 3.

La causa tiene 23 imputados, entre efectivos de la comisaría local, peritos de Policía Científica y el ex secretario de Seguridad de esa localidad bonaerense. (Télam)