El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, realizó una visita oficial a Alemania e Italia para interiorizarse y respaldar las investigaciones que se realizan en esos países contra represores argentinos; intercambiar experiencias sobre los procesos de memoria, verdad y justicia; y recibir apoyos a la candidatura del Museo Sitio de Memoria ESMA en Unesco.

Según informaron fuentes oficiales, la gira comenzó en Berlín, donde Pietragalla Corti se reunió con el fiscal General del Estado, Dirk Feuerberg, a quien le trasmitió la voluntad del Estado argentino para colaborar en la investigación que se sigue en ese país contra Luis Kyburg.

El exmarino se encuentra prófugo de la Justicia argentina desde 2013, cuando salió del país antes de que pudiera ser juzgado por graves crímenes en la Base Naval de Mar del Plata.

Alemania denegó su extradición en 2015 por tener ciudadanía alemana y, en consecuencia, familiares de víctimas impulsaron una causa penal por crímenes de lesa humanidad en ese país, que aún está en instancia preliminar.

Desde la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación se viene dando impulso a esta investigación y también se brinda apoyo a familiares y sobrevivientes, a quienes asiste ante la Justicia argentina e incluso ante la alemana, donde ya prestaron declaración testimonial entre 2021 y 2022.

En ese sentido, el secretario Pietragalla Corti mantuvo un encuentro con autoridades del Centro Europeo por los Derechos Constitucionales y Humanos (ECCHR), organismo que interviene activamente en el caso de Kyburg en representación de las familias argentinas que buscan justicia.

La visita fue también una oportunidad para intercambiar experiencias sobre las políticas de memoria que llevan adelante Alemania y Argentina para recordar a las víctimas de los crímenes del nazismo y de la última dictadura cívico-militar.

Junto a la directora Ejecutiva del Museo Sitio de Memoria ESMA, Mayki Gorosito, el secretario recorrió sitios de memoria sobre el Holocausto y se reunió con sus autoridades, con la intención de enriquecer las políticas públicas que lleva adelante el Estado argentino como integrante de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA, por sus siglas en inglés); así como para fortalecer la postulación del Museo Sitio de Memoria ESMA para integrar el listado de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Formaron parte del recorrido el Museo y Memorial del campo de concentración de Sachsenhausen; la Casa de la Conferencia de Wannsee, lugar donde las autoridades nazis planificaron el asesinato sistemático de millones de judíos europeos; el Monumento en el Andén 17 de la estación de tren de Grunewald, que conmemora a las miles de personas deportadas de Berlín hacia campos de trabajo y de concentración; y el centro de documentación “Topografía del Terror”.

Tras su paso por Alemania, Pietragalla viajó a Roma para acompañar el proceso que se sigue contra el exmilitar uruguayo Jorge Troccoli, quien tiene ciudadanía italiana y comenzará a ser juzgado por crímenes de lesa humanidad en el Plan Cóndor.

El represor uruguayo, que ya fue condenado a prisión perpetua por crímenes contra ciudadanos uruguayos y chilenos, será juzgado por el asesinato del argentino José Agustín Potenza, su pareja italiana Giuliana Filipazzi y de la uruguaya Elena Quinteros.

Potenza y Filipazzi fueron secuestrados en junio de 1977 en Montevideo y sus cuerpos fueron descubiertos en 2013 en una fosa común en Asunción, Paraguay, e identificados tres años más tarde. Quinteros también fue secuestrada en Montevideo en 1976 y continúa desaparecida.

El secretario estuvo presente en la audiencia de admisión de pruebas, que tuvo lugar en la cárcel de máxima seguridad, donde el Estado argentino además se presentó como querellante, a instancias de la Secretaría de Derechos Humanos.

El 27 de septiembre el tribunal definirá el calendario del juicio contra el represor que, se estima, comenzará en enero. Además, ese día, resolverá si acepta o no que se constituyan las distintas querellas.

En Italia, además, se siguen otros dos procesos por crímenes de lesa humanidad: el pedido de extradición del excapellán del Ejército Franco Reverberi Boschi y la causa contra el exmilitar Carlos Luis Malatto.

Reberveri Boschi es investigado por delitos cometidos en el Centro Clandestino de Detención “La Departamental”, que funcionó en la sede de los tribunales de la ciudad San Rafael, y la Secretaría es parte interesada en su proceso de extradición.

Recientemente, la Corte Suprema de Justicia italiana anuló el rechazo de la extradición y ordenó que sea analizado nuevamente por la Corte de Bologna.

La causa en Italia contra el exmilitar Malatto, quien durante la dictadura actuó en el Regimiento de Infantería 22 de la provincia de San Juan, se encuentra en etapa de instrucción luego de que se rechazara la extradición solicitada por la justicia argentina.

Mientras los tribunales federales de San Juan se encuentran trabajando en un nuevo pedido de extradición, la Secretaría aportó pruebas y promovió, a través de Cancillería, la constitución como parte querellante del Estado argentino en el futuro juicio oral ante los tribunales italianos. (Télam)