El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, aseguró hoy que la rectificación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la denuncia de mujeres embarazadas escondidas en Formosa "es una reparación en sí misma", y consideró pero que la provincia "fue la mayor damnificada" por toda esa operación mediática que se montó.

"La provincia (de Formosa) fue la mayor damnificada. Y que se divulgue la noticia de que todo fue una operación, es la mejor reparación que puede hacerse. La rectificación de la CIDH ya es una reparación en sí misma", señaló el secretario en declaraciones emitidas a la radio AM 750.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) difundió ayer una resolución en la cual decidió levantar las medidas cautelares dictadas en relación a una denuncia presentada sobre mujeres embarazadas que se encontraban escondidas en el monte formoseño sin atención médica.

Tras un largo procedimiento, la Comisión constató que no se pudieron comprobar esos hechos, y cuestionó "la falta de cooperación" por parte de los actores que formularon el pedido de intervención del organismo.

"Era algo que le veníamos exigiendo a la CIDH tras acercarle toda la documentación del Estado, que levante estas medidas cautelares", explicó Pietragalla Corti.

El nieto restituido por las Abuelas de Plaza de Mayo y exdiputado nacional calificó como "muy fuerte" cuando recibió la denuncia sobre bebés separados de sus madres al nacer y que "automáticamente" se puso a investigar esos hechos, "pero no había nada".

Abuelas de Plaza de Mayo

La resolución del organismo interamericano estipula que "la información disponible indica que las mujeres embarazadas dieron a luz y no se cuenta con elementos que indiquen que hubo hostilidad o agresiones durante el proceso de parto o situaciones similares como las que la representación informaba de manera previa al otorgamiento de las medidas cautelares".

La denuncia internacional había comenzado el 12 de marzo de 2021, con una solicitud de medidas cautelares firmada por el dirigente indígena Félix Díaz y el ex secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires durante la gestión de María Eugenia Vidal y ex secretario ejecutivo de la CIDH, Santiago Cantón, en favor de 86 mujeres indígenas del oeste de Formosa, que -según indicaron- "experimentaban temor fundado de distintas vejaciones". (Télam)