La Asociación Civil por la Igual y la Justicia (ACIJ) solicitó la habilitación de la feria judicial para que se cumpla la medida cautelar que ordenó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) reanudar las tareas en un barrio de esta capital con viviendas en situación “crítico” y de “alto” riesgo eléctrico.

Según fuentes vinculadas a la causa, la ACIJ formuló el reclamo para que prosigan las “obras interrumpidas” en el sector de “Tierra Amarilla” del Barrio 21/24, para lo que, una semana antes del comienzo del receso invernal, la juez porteña Elena Liberatori había fijado un plazo de cinco días.

Como la magistrada consideró “las condiciones de riesgo para la vida y seguridad de los habitantes de dicho sector”, estableció un plazo de 30 días para la realización de las obras, en tanto que dispuso que el Instituto de la Vivienda de la ciudad presente una “calendarización” de las tareas a efectuar en las viviendas calificadas como de riesgo “medio” y “bajo”.

Al solicitar la habilitación de la feria judicial la ACIJ recordó que en 2018, cuando el GCBA relevó el nivel de riesgo eléctrico de las viviendas en el sector Tierra Amarilla de la Villa 21-24 informó que 125 se hallaban en estado “crítico”, 180 en “alto”, 226 en “medio” y 174 en “bajo”.

“Se inició un plan de obras tendiente a revertir la situación, pero al poco tiempo y dado el advenimiento de la pandemia, se vieron interrumpidas” y no se continuó con los trabajos, consignó el escrito del que el juez “de feria” Guillermo Scheibler dio “vista” a la fiscalía para que dictamine sobre el pedido. (Télam)