El colectivo Ningún Hundimiento Más, encabezado por familiares del pesquero marplatense Repunte, que naufragó en junio de 2017 frente a las costas de Chubut, pidió hoy que los trabajadores del mar sean considerados esenciales en la diagramación de la vacunación contra el coronavirus.

La abogada Lorena Arias, hija de una de las 10 víctimas fatales del naufragio del buque, aseguró que los integrantes del colectivo adhieren a un pedido realizado días atrás por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a los gobiernos para que "consideren a las tripulaciones aéreas y a los marineros como trabajadores esenciales y los incluyan entre los grupos prioritarios para recibir alguna de las vacunas disponibles contra la Covid-19".

Aseguró que la Organización Marítima Internacional (OMI) describió "la situación que vivió la gente de mar durante todo el año pasado como una violación de los derechos humanos".

Arias señaló a la prensa que 45 países ya incluyeron a estos rubros entre los prioritarios, pero en Argentina no se los vacuna "por no considerarlos esenciales".

"Si bien la mayoría de los fundamentos de esta organización apuntan a la actividad económica, nosotros queremos poner especial énfasis en la gente del mar, mas allá de la actividad, y esto es así por las condiciones específicas donde se desarrolla el trabajo, que hacen que no se puedan garantizar las medidas mínimas de higiene y atención médica adecuada", indicó.

La abogada expresó además: "Lo dijimos siempre, vivimos de espaldas al mar, tuvimos que trabajar mucho para que se visibilice la realidad del puerto, para que entiendan como delitos los atropellos a los trabajadores y sus familias y seguiremos trabajando por la dignidad del trabajo de los nuestros".

En ese sentido, reiteró el pedido para que "se apliquen los protocolos especiales aprobados por la OMI para garantizar las condiciones de seguridad durante la pandemia", y que "se declare trabajadores esenciales a la gente del mar y los vacunen". (Télam)