Legisladores del Frente de Todos (FdT) presentaron hoy un pedido de informes, dirigido al Gobierno porteño, sobre la construcción de un complejo habitacional en el barrio de Villa Devoto que es promocionado como el "primer country urbano de Buenos Aires" aunque, en la ciudad, las urbanizaciones de perímetro cerrado están prohibidas.

El proyecto inmobiliario es desarrollado por el Grupo Ecipsa y Constructora Sudamericana, entre otras empresas, y se encuentra dentro de en un predio triangular bordeado por las avenidas General Paz, Salvador María del Carril y Lastra.

Allí, según advirtió el legislador Matías Barroetaveña, se incumple con dos artículos del Código Urbanístico (CUR) local.

El punto 7.2.1 del CUR prohíbe los barrios cerrados en la Ciudad de Buenos Aires y el punto 4.1 del mismo código afirma que "todo parcelamiento que exija la apertura de vía pública o propuesta de urbanización referida a una superficie superior a una hectárea y media obligará a la cesión de dominio gratuita a la Ciudad de una superficie de terreno no menor del 25% ni mayor del 50% del total de la superficie de la parcela, afectada para uso y utilidad pública".

"En todos los casos deberá destinarse no menos de una tercera parte de la superficie cedida a espacios verdes de uso público y acceso irrestricto", agrega la norma.

El proyecto inmobiliario en cuestión, llamado "Mil Aires", ocupará una superficie de unos 29.400 metros cuadrados, es decir casi tres hectáreas.

Click to enlarge
A fallback.

En este sentido, Barroetaveña pidió saber "por qué no ha sido aplicado" el artículo del CUR en relación a la "cesión de espacio público, parcelamiento y apertura de vías públicas".

Asimismo, preguntó mediante qué tipo de normativa se "exceptuó al emprendimiento inmobiliario del cumplimiento del punto 7.2.1, en relación a la prohibición en la Ciudad de Buenos Aires de la aprobación y materialización de barrios con perímetros cerrados".

Por otro lado, solicitó información sobre "cuál es la constructibilidad total del emprendimiento, altura, plano límite y tipología" y en qué "se fundamenta el permiso de obra para desarrollar esa cantidad de superficie".

El proyecto "Mil Aires" se encuentra en un terreno que originalmente pertenecía al Estado y tenía tres fracciones, dos de las cuales fueron vendidas a privados, mientras que en la restante hay ahora una escuela y un polideportivo.

El proyecto inmobiliario se llevará adelante en las dos fracciones vendidas a privados, cuya superficie es de 29.441 metros cuadrados.

Barroetaveña también recordó que en junio de 2016, cuando el predio se utilizaba para obrador y guarda de vehículos, fue clausurado por contaminación, ya que los vecinos llevaron adelante denuncias por la presencia de olores de hidrocarburos, correspondientes a camiones transportadores de combustibles y la existencia de residuos peligrosos a cielo abierto, como repuestos y autopartes de los rodados.

La clausura también estaba fundamentada en que el mismo lindaba con el establecimiento escolar, y durante una inspección se constató, además, la "posible existencia de tanques subterráneos de combustibles, usados comúnmente en las estaciones de servicio", apuntó el legislador.

Barroetaveña fue acompañado en esta presentación por sus compañeros de bloque Javier Andrade, Ofelia Fernández, Claudio Ferreño, Victoria Montenegro, Santiago Roberto y Cecilia Segura. (Télam)