El Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, pidió hoy al Colegio de Escribanos de la provincia que busque la forma de establecer aranceles u honorarios diferenciados y accesibles al momento de certificar las firmas de los contratos de alquiler de viviendas para beneficiar a las personas que pertenezcan a grupos socioeconómicos vulnerables.

“Son evidentes, sobre todo en un contexto de pandemia, las dificultades que enfrentan estas personas por no contar con los recursos económicos suficientes para acceder al alquiler de una vivienda digna, lo que implica que enfrenten gastos de acceso demasiado altos para sus ingresos mensuales”, expresó Lorenzino.

En un comunicado, consignó que en su pedido al Colegio de Escribanos provincial “recomendó que tome todas las medidas posibles que apunten a reducir los costos en la certificación de las firmas por parte de los notarios en los contratos de locación de inmuebles con fines de vivienda única y permanente para este sector vulnerable.

“A la hora de alquilar, las familias tienen que hacer frente a muchos gastos que tienen que ver con los honorarios, depósitos, impuestos, entre otros, que se suman a lo que de por sí tienen que gastar por alimentación, educación o servicios”, explicó.

Para Lorenzino, “hay que generar mecanismos para que quienes más lo necesitan puedan tener una vida digna”. (Télam)