Luego de que el gerente general del laboratorio Pfizer en la Argentina, Nicolás Vaquer, confirmara hoy en la Cámara de Diputados que el motivo que frenó el acuerdo con el Gobierno para la provisión de dosis contra el Covid-19 tiene que ver con la "incompatibilidad del marco legal" con las condiciones contractuales exigidas, Juntos por el Cambio insiste en eliminar la palabra "negligencia" de la ley que regula la compra de vacunas. "Desde Juntos por el Cambio insistimos en colaborar para corregir el marco legal en el Congreso. Están en juego la vida de los argentinos", subrayó hoy el jefe del interbloque opositor, Mario Negri, en una conferencia de prensa al cabo del plenario de comisiones donde representantes de los distintos laboratorios proveedores de vacunas brindaron explicaciones y precisiones sobre los contratos y negociaciones en curso. El presidente de la comisión de Acción Social y Salud Pública, Pablo Yedlin (Frente de Todos), no cerró la puerta a esta posibilidad pero afirmó que es el Ministerio de Salud el que tiene que analizar si "se justifica" un nuevo marco legal y "cuán necesarias son estas vacunas". Yedlin aseguró en declaraciones a Diputados TV que de momento el país tiene "garantizadas para los próximos meses la cantidad suficiente de vacunas para llevar a una inmunidad que permita pasar esta segunda ola". Respecto de la posibilidad de modificar la letra de la ley de vacunas, el diputado oficialista se mostró cauto y reconoció que "quizás la negociación" entre el Gobierno y Pfizer "derive en la necesidad de un marco legal distinto"

"Una pena que Pfizer local no haya avisado en tiempo y forma de los impedimentos legales que la ley les generaba", lamentó Yedlin, cargando en la farmacéutica la responsabilidad por el fracaso de las negociaciones. Yedlin reconoció que la vacuna del laboratorio estadounidense es "definitivamente interesante" para los menores de 18 años, y deslizó que se podría encarar "un marco específico legal" para ese grupo etario. "De momento, la ley que tenemos es una buena ley y nos ha permitido vacunar a los argentinos", enfatizó

La decisión final la tendrá el Poder Ejecutivo, que es el que define la estrategia sanitaria y si lo requiere puede solicitar al Congreso nacional los instrumentos más adecuados para encaminar las tratativas con laboratorios. Días atrás, y luego de las explicaciones que dio el Gobierno respecto a los motivos que frustraron el contrato por 13,5 millones de dosis de Pfizer, un nutrido un nutrido grupo de diputados del PRO y la radical Claudia Najul presentaron un proyecto que apuntaba a eliminar la palabra "negligencia" de la ley 27.573, conocida como "ley de vacunas". La iniciativa fue redactada por la vicepresidenta de la comisión de Salud, Carmen Polledo, quien propone quitar la palabra "negligencia" de las excepciones estipuladas en la ley a las garantías de indemnidad patrimonial de los laboratorios fabricantes

Tras el impasse de las tratativas en el primer trimestre, el Gobierno retomó las negociaciones con Pfizer en abril, pero todavía no se difundió ningún avance en concreto. En la conferencia de prensa que encabezó, Negri fustigó al Gobierno por no haber sido eficaz en las negociaciones y en ese sentido afirmó que si se hubiera rubricado el contrato, "hoy tendríamos en el país 8 millones de vacunas". SH/PS/OM NA