El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, recorrieron hoy el hospital militar de campaña instalado en el distrito General Belgrano de la ciudad de Santa Fe, que cuenta con 30 camas, y la posibilidad de sumar otras 10 a pocos metros del hospital José María Cullen.

Ambos funcionarios destacaron el trabajo conjunto que llevan adelante la Nación y la provincia de Santa Fe desde el inicio de la pandemia de coronavirus y, en el caso de Perotti, adelantó que le solicitará al Gobierno central la posibilidad de rever la calificación de "alarma sanitaria" de dos de los departamentos de su distrito.

"La provincia (por Santa Fe) tiene en la nueva calificación que hizo la Nación la mayoría de sus departamentos en alto riesgo, dos departamentos en alarma sanitaria y es muy difícil a veces compatibilizar indicadores, por eso le hemos pedido al jefe de Gabinete (Santiago Cafiero) la posibilidad de reverlos", indicó el gobernador.

En referencia a los departamentos San Lorenzo y Rosario, Perotti aclaró que "rever un indicador no quiere decir que eso nos cambie sanitariamente de la noche a la mañana, o ya podamos relajar. Al contrario, (será) cambiar un indicador para poder seguir tomando medidas en conjunto".

En tanto, Rossi destacó la participación del personal de las Fuerzas Armadas en tareas que tienen que ver con la emergencia sanitaria, especialmente en la instalación de los hospitales militares de campaña.

"Este hospital que estamos entregando hoy en la provincia de Santa Fe es la primera vez que se despliega, es uno de los tres hospitales que nos donó el Comando Sur de Estados Unidos", contó el ministro, que remarcó que las Fuerzas Armadas cuentan con 17 hospitales en diferentes provincias.

También mencionó el hospital militar replegable instalado en González Catán, partido de La Matanza, que fue donado por China, y que tiene "diferentes características, montado sobre módulos, autotransportable con su propio camión.

Sobre el hospital situado en instalaciones militares ubicadas frente al hospital Cullen, Rossi resaltó que el Presidente "lo anunció el viernes pasado en Rosario e inmediatamente nos pusimos a trabajar con el personal militar que vino desde Buenos Aires".

"Hoy podemos decir que este hospital militar está a disposición de toda la ciudadanía de Santa Fe y alrededores, que va a ser operado por el personal médico del Cullen y que vamos a tener personal médico militar colaborando", completó Rossi.

En tanto, el gobernador Perotti reseñó el trabajo llevado a cabo entre Nación y su provincia, que permitió aumentar en un 120% el número de respiradores, "que nos permitió expandir el número de camas".

"El desafío hoy vuelve a marcarnos una necesidad de ampliación. El límite del recurso humano está claro, de un año al otro hemos ganado mucha experiencia, pero no se consiguen todos los recursos humanos que quisiéramos tener para poder seguir expandiendo. Entonces, hay que optimizar", consideró el mandatario.

En esa línea mencionó el apoyo nacional para incorporar un módulo al hospital Jaime Ferré de Rafaela y "la construcción de modulares en el hospital Eva Perón en Baigorria, en la cárcel de Piñero y también en Villa Constitución".

Perotti remarcó luego "el compromiso ineludible de generar todos los cuidados posibles quitando circulación, porque menos circulación es menos contagio, y menos contagio es menos internación".

"Esto es lo que tenemos que conseguir, que nadie se mueva más allá de lo indispensable, que tenga para su tarea alimenticia, médica o laboral, en cumplimiento de protocolos", completó. (Télam)