La abogada y directora general de Asuntos Jurídicos del Senado de la Nación, Graciana Peñafort, consideró hoy que la oposición "no quiere" que se trate el juicio político a la Corte Suprema de Justicia en la Cámara de Diputados porque "una vez que se presenten pruebas" contra los integrantes del máximo tribunal "va a ser muy difícil votar en contra".

“La oposición no quiere que se trate el tema porque cuando se pruebe que hicieron mal su tarea de jueces va a ser muy difícil votar en contra”, sostuvo Peñafort en declaraciones a la emisora Futurock.

El jefe de Estado y mandatarios provinciales presentaron este pedido de remoción a los cuatro integrantes de la Corte Suprema (Horacio Rosatti, Carlos Ronzenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti) por "mal desempeño de sus funciones" y "manifiesta parcialidad" a la hora de dictar fallos.

Fernández entregó a la Cámara de Diputados esta solicitud y pidió su "pronto tratamiento legislativo" a Martínez y a la presidenta de la Comisión de Juicio Político, Carolina Gaillard.

En esta línea, Peñafort sostuvo que en el pedido de juicio político no están como prueba los chats que trascendieron del ministro de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Marcelo D'Alessandro.

La decisión de iniciar un proceso contra los integrantes del organismo se dio tras la difusión de conversaciones por chat que Silvio Robles, vocero del titular del máximo tribunal mantuvo, presumiblemente, con Marcelo D' Alessandro.

En esos intercambios, Robles le indicaba al funcionario porteño que estrategias debía seguir el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta para obtener un fallo favorable por parte de la Corte en la disputa con Nación por los fondos coparticipables, algo que finalmente se produjo.

"Los chats son un aditamento de la política, pero no creo que sean determinantes”, aseguró. (Télam)