Las tres listas que competirán dentro de Juntos por el Cambio en la ciudad de Buenos Aires esperarán los resultados de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del domingo en búnkeres separados.

El tradicional bunker del PRO en Costa Salguero será la sede donde la precandidata a diputada nacional María Eugenia Vidal espere los números del escrutinio.

Pensado originalmente para compartir el espacio con Diego Santilli, el candidato del PRO en suelo bonaerense, ahora está en revisión, porque el exvicejefe de gobierno porteño negocia por estas horas un bunker común en La Plata con su oponente en la interna, el neurocientífico Facundo Manes, como un gesto para dejar atrás las diferencias que mostraron durante la campaña electoral.

Los que si estarán en el predio de Costa Salguero serán el expresidente Mauricio Macri, las autoridades del PRO -con su titular Patricia Bullrich a la cabeza- y las de la Coalición Cívica -encabezados por su presidente Maximiliano Ferraro-, junto a otros partidos aliados del oficialismo porteño, como el socialismo y Confianza Pública.

Todos ellos estuvieron en el cierre de campaña que Vidal protagonizó ayer en La Rural, y repetirán su presencia en el bunker de PRO, donde seguramente el personaje centrar será el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, omnipresente en la campaña de Vidal y Santilli, y que buscará capitalizar los votos de cara a su proyecto presidencial en 2023.

También se hará tiempo para pasar a saludar por Costa Salguero el líder de la lista "Republicanos", Ricardo López Murphy, secundado en la nómina por la científica del Conicet, Sandra Pitta.

Más austeros, López Murphy y su equipo recibirán los resultados en las oficinas que el economista tiene en el microcentro porteño, indicaron a Télam sus colaboradores, pero entrada la noche se reunirán con Rodríguez Larreta y Vidal en Costa Salguero.

De relación casi nula con la administración porteña y enfrentados con la conducción radical porteña de Martín Lousteau, la tercera lista, "Adelante Ciudad" -que encabeza el exsecretario de Salud macrista Adolfo Rubinstein- tendrá su propio búnker y no tiene en sus planes compartir festejos con las otras dos.

Será en el Hotel Bristol, ubicado en la calle Cerrito al 200, en el centro porteño, en un edificio que los voceros de la lista radical recordaron que sirvió de hospedaje en sus viajes a la Capital para el expresidente Arturo Illia y también era usado como una suerte de oficina alternativa por el exjefe de Gobierno porteño Enrique Olivera.

Tanto Rubinstein como los demás candidatos aguardarán los resultados en el salón comedor del hotel, con vista al Obelisco, y hasta allí llegarán sus fiscales una vez terminado el escrutinio, señalaron desde "Adelante Ciudad" a esta agencia. (Télam)