El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, aseguró hoy que, por el momento, no está en los planes de su Gobierno cerrar o imponer nuevas restricciones ante una eventual segunda ola de contagios de coronavirus, aunque consideró que "los próximos catorce días serán cruciales" para analizar la situación sanitaria de la provincia tras el movimiento turístico de Semana Santa.

"Los próximos catorce días serán cruciales en la provincia por el movimiento turístico del último fin de semana, por lo que habrá que esperar para ver cómo evoluciona la nueva ola de contagios", declaró Ziliotto a Radio Noticias.

Consultado si se están analizando nuevas restricciones, Ziliotto respondió: "Siempre tomamos las decisiones en virtud de fundamentos y necesidades. Hoy no tenemos necesidad. Ahora tenemos mayores certezas que dudas del año pasado, pero está comprobado que los eventos contagiadores son los eventos sociales, no la actividad laboral o la deportiva".

Por eso, el gobernador pidió a los y las pampeanas reforzar los cuidados preventivos mientras se lleva a cabo el Plan de Vacunación contra la Covid-19, que ya tiene registradas unas 100.000 personas con la intención de vacunarse.

Ziliotto detalló también que la edad promedio de los contagios bajó en la provincia y que no se originaron situaciones tan complejas que hayan "puesto en tensión a las terapias intensivas".

En otro orden, anunció que "en los próximos días comenzará el programa de vacunación antigripal, que convivirá con la vacunación contra el coronavirus".

"No vamos a distraer la vacunación normal y eso requerirá un gran esfuerzo del sistema de salud. Teniendo vacunas, llegamos a vacunar a 2.200 personas en un día y el objetivo de Salud Pública, de contar con disponibilidad de vacunas, es de llegar a 3.000 vacunas diarias, sumando al sector privado y ONG's", declaró.

Con respecto a las clases presenciales, Ziliotto evaluó que se trata de "un ámbito más de la vida cotidiana" y se refirió a un informe publicado ayer que destacaba que el 0,2% de la comunidad educativa se contagió y que esos contagios pueden trasladarse a otros ámbitos.

"Es una actividad más. Que habrá contagios, por supuesto, pero los chicos, docentes y padres tienen otra vida, más allá de las cuatro horas, otra movilidad y, si hay contagios en la escuela, inmediatamente se disparan los protocolos que se realizaron con educación y en el marco de directivas nacionales", expresó.

"El ámbito educativo es muy cuidado y estratégico", manifestó Ziliotto y subrayó que, hasta ahora, "hay 3.000 docentes pampeanos vacunados en toda la provincia". (Télam)