El diputado nacional del Frente de Todos (FdT) Eduardo Valdés, consideró hoy que "la oposición no puede paralizar el Congreso", al tiempo que se mostró esperanzado en que la polémica actual tienda a "serenarse" y se pueda discutir el proceso contra los integrantes del alto tribunal.

"La oposición no puede paralizar el Congreso. Mi sensación es que la polémica va a serenarse y se tratará el juicio político así como los otros proyectos de ley previstos en el llamado a extraordinarias. Creo que estas disputas son una cuestión transitoria de decisiones políticas. Nosotros, como oficialismo, mantenemos las nuestras y vamos a ver si ellos, como oposición mantienen las suyas", afirmó Valdés en declaraciones a CNN Radio.

De esta forma se expresó el legislador sobre el anuncio formulado por la mesa nacional de Juntos por el Cambio (JxC) de no tratar en el Congreso ningún proyecto enviado por el Poder Ejecutivo hasta que no sea retirado el pedido de juicio político a los integrantes de la Corte Suprema.

"La oposición ha hecho de los intereses la Corte Suprema su propia causa. Nos dijeron que van a participar de la Comisión (de Juicio Político en Diputados) y nos parece muy bien. No queremos tener solo una mirada. Pero anunciaron también que no participarán del resto de los proyectos que enviará el Ejecutivo. Es una postura rara", evalúo el diputado.

Valdés recordó que ayer se presentó el pedido de juicio político con la firma de 15 diputados nacionales y sobre los gobernadores que no participaron de la iniciativa de remoción que impulsa el Gobierno nacional explicó que "no haber firmado no significa convalidar lo está pasando" con el máximo tribunal.

"Sabemos que contamos con los votos de los diputados de las provincias, que a veces no tienen la firma de los gobernadores", aseguró.

El diputado añadió que el proceso contra los miembros de la Corte se solicita porque sus magistrados tienen como objetivo tomar las funciones legislativas".

"Por eso hemos denunciado por mal desempeño a los cuatro ministros (Horacio Rosatti, Carlos Rozenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti) de la Corte en el tema de la coparticipación que ordenaron que se entregue a la Ciudad de Buenos Aires. la asignación de recursos es una función indelegable del Congreso", apuntó.

Respecto del cargo formulado en función de las resoluciones tomadas por la Corte sobre el Consejo de la Magistratura, Valdés reseñó que "después de 16 años, la Corte declaró inconstitucional una ley para que Rosatti se nombrara" al frente del organismo encargado de designar y remover a los jueces.

"Son cosas muy graves que venimos denunciando. Además del fallo de los fondos coparticipables y el Consejo de la Magistratura, tenemos cuestiones como la del 2x1 -las sentencias vinculadas a delitos de lesa humanidad- y las irregularidades en el manejo de la obra social del Poder Judicial", puntualizó. (Télam)