El diputado nacional del Frente de Todos por Neuquén Rodolfo Tailhade consideró hoy como "una maniobra" la autodenuncia realizada ayer ante la Justicia por el Procurador General interino de la Nación, Eduardo Casal, para que lo investiguen por supuesto enriquecimiento, y manifestó que "debió decirle a la Bicameral que le fijen una fecha para dar las explicaciones".

"A mi me parece que es más una maniobra la autodenuncia, más que una respuesta genuina", afirmó el legislador oficialista, quien el jueves pasado denunció ante la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público al Procurador por supuestas irregularidades en su patrimonio.

En declaraciones a radio Cooperativa, el diputado oficialista sostuvo que Casal "debió decirle a la Bicameral: 'señores fíjenme una fecha para explicar esto que dice el diputado que está muy equivocado'" y advirtió que el titular del Ministerio Púbico Fiscal tiene que "dar explicaciones" en ese ámbito parlamentario.

"Yo no lo denuncié a Casal, ni señalé que fuera delictivo su enriquecimiento, dije en la reunión de la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Publico, señalé, que había recibido las declaraciones juradas", afirmó Tailhade y manifestó que "me sorprendió su última declaración" patrimonial.

En ese sentido, expresó que "Casal tenia tres propiedades, 700 mil pesos de ahorro, 130 mil dólares de ahorro", y tres años después acumulaba "once propiedades, 1 millón y medio de pesos y 440 mil dólares".

"Yo sé que cobra bien, estamos hablado que como mínimo está cobrando 800 mil pesos por mes, pero es una compra de 8.300 dólares por mes. Parece medio difícil de justificar aun con esos sueldos altos", estimó el legislador.

Asimismo, expresó que "las propiedades, Casal las señala como parte de una herencia".

"Hay otro aspecto muy serio de la declaración jurada. Casal tiene acciones por alrededor de siete millones de pesos en las principales compañías del país. Ya encontré un dictamen de 2018, en el que intervino en asuntos a favor de Edenor", indicó.

El legislador del Frente de Todos afirmó que "lo grave es la situación del Procurador, que en el fondo es lo que se está discutiendo" y dijo que se trata de "una crisis de autoridad, todo se debe a un interinato que es perpetuo".

"La política tiene la mayor responsabilidad de que no se nombre un Procurador. Hay una incapacidad de avanzar en acuerdos para ocupar esos lugares", observó.

En ese sentido, el diputado dijo que "la designación de (el juez federal Daniel) Rafecas para el cargo de procurador, que en algún momento se perfiló como para tener el apoyo necesario que exige la ley, de dos tercios, lo detonó la interna de Cambiemos".

"La interna de Cambiemos lo terminó de sepultar esa designación. Al faltarle al peronismo algunos votos para los dos tercios, todo pasaba por lo que ocurría en Cambiemos, por eso no avanzó", explicó.

Por otra parte, se refirió a la presentación realizada por el Gobierno porteño ante la Corte Suprema de Justicia sobre la constitucionalidad del DNU que suspende las clases presenciales en el AMBA, y expresó: "No sé como van a resolver (los integrantes del máximo tribunal), lo que sí estoy convencido es que van a sacar un fallo político". (Télam)