La ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec, dijo hoy que le parece "difícil" pensar que la exgobernadora María Eugenia Vidal no conociera de la reunión que mantuvieron exfuncionarios de su gestión con agentes de la AFI y empresarios con la intención de conformar una mesa judicial para armar causas contra dirigentes sindicales en el distrito.

"Es evidente. Juntarse con servicios de inteligencia tiene una connotación grave que deberá explicarse en la Justicia. Y que encima lo haga un ministro de Trabajo con empresarios es una muestra del objetivo que tenían. Querían esmerilar los derechos de los y las trabajadoras", afirmó la ministra en declaraciones radiales.

Para Ruiz Malec, desde la gestión de Vidal "se quería atacar a los sindicatos, que al final del día, son los que vienen y dicen acá están pagando mal, o esta persona la despidieron mal".

"Son los sindicatos los que defienden a los trabajadores. Y los ayudan cuando tienen un gobierno que entiende ese rol. Por eso, ir contra los gremios, al final es ir contra los trabajadores", razonó.

Al ser consultada sobre las explicaciones que dio la exgobernadora sobre la difusión de un video en el cual funcionarios de su gestión, agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y empresarios con la intención de perjudicar a dirigentes sindicales, Ruiz Malec evaluó que la actual diputada nacional "no podía desconocer" el contenido de ese encuentro.

"Me parece muy difícil pensar que Vidal no conociera de estas reuniones. Perseguir a los gremios fue algo sistemático de ese gobierno"
Click to enlarge
A fallback.

"En función de la magnitud y el espacio donde se hizo la reunión y por la cantidad de actores, me parece muy difícil pensar que Vidal no conociera de estas reuniones. Perseguir a los gremios fue algo sistemático de ese gobierno. Lo hicieron con los docentes, a quienes les confeccionaron sumarios y multas. En este contexto, pensar que todo es obra de 'cuentapropistas' es algo bastante ridículo", observó la funcionaria.

Ayer la investigación sobre la existencia de una mesa judicial bonaerense para perjudicar a sindicalistas durante la gestión de Vidal cobró impulso con un dictamen de la fiscal federal Ana Russo, que amplió la imputación a 15 personas.

Además, el Senado provincial habilitó un allanamiento al despacho del legislador de Juntos por el Cambio (JxC) Juan Pablo Allan, que participó en ese reunión.

Además, la justicia federal analizará las llamadas realizadas entre Vidal y exfuncionarios de Cambiemos que participaron en el 2017 de esa reunión, organizada en la sede porteña del Banco Provincia.

(Télam)