El ministro de Defensa, Agustín Rossi, opinó hoy que no debió haber terminado la misión de paz que se llevó a cavo en Haití, lo cual queda confirmado por "los hechos que se están dando" ahora en ese país.

"Hace muchos años que la Argentina está fuertemente comprometida con las misiones de paz de las Naciones Unidas. Las dos más reconocidas son, una por su extensión en el tiempo, que es la de Chipre, y otra que por todo lo que ha significado y que en estos días cobra una actualidad importante, la de Haití", sostuvo Rossi.

Esas misiones "reflejan un fuerte compromiso de la política exterior argentina que es el mantenimiento de la paz en el mundo y la utilización del instrumento militar para garantizar esa paz", aseveró.

Rossi se explayó sobre la misión en Haití que, según comentó, tuvo un "fuerte contenido social" y dijo que la "singularidad" fue el hospital militar reubicable que estuvo "operado por la Fuerza Aérea Argentina" que "atendía a la totalidad de la misión de ONU en Haití" y eso "generó un reconocimiento importante" para la Argentina.

El ministro también recordó que "ya no quedan componentes argentinos en la misión en Haití", pero comentó: "Nosotros no creíamos que tenía que terminar".

"Está claro que teníamos razón con los hechos que se están dando, pero los principales países, que son los principales aportantes al sostenimiento de la misión", definieron "orientar la misión en otro sentido", añadió.

En el caso de Chipre, Rossi indicó que se trata de una "misión más de carácter militar", porque hay "una zona donde permanentemente hay tensiones", y por ese motivo "la Argentina se preparó para eso".

Rossi disertó en la primera jornada del conversatorio Argentina por la Paz, titulada "El rol de las Operaciones del Mantenimiento de Paz en la Política de Defensa Nacional", organizada por la Universidad de la Defensa Nacional (UNDEF) y el Ministerio de Defensa nacional.

Sobre la incorporación de mujeres a estas actividades, expresó que "Naciones Unidas ha dado la orientación en los últimos años de aumentar la cantidad de personal femenino en las misiones de paz", y mencionó las capacitaciones que "van conformando a un cuerpo profesional a un instrumento militar cada vez más formado, afianzado, y más integrado".

Sobre el criterio para definir la participación en las misiones de paz, Rossi aseguró: "Lo primero que nosotros tenemos en cuenta es la seguridad de nuestro personal militar" y agregó: "Nunca hemos tenido que lamentar la pérdida de ningún integrante por alguna operación".

El Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de división Juan Martín Paleo, destacó el rol del país en las misiones e indicó que es recibido de manera "favorable" porque tienen una "capacidad de generar una empatía con los civiles a donde se va", aún cuando "normalmente son zonas donde la situación no es tan buena".

El secretario de Asuntos Internacionales para la Defensa, Francisco Cafiero, indicó: "Con estos programas lo que tratamos de hacer es visibilizar un gran aporte que hacen, a muchas partes del mundo, las Fuerzas Armadas Argentinas para contribuir a los procesos de paz" y agregó que "nos hacen quedar muy bien en el extranjero y no por nada son de las más requeridas por las Naciones Unidas" para estas misiones.

El Rector de la UNDEF, Jorge Battaglino, expuso sobre la relevancia de la capacitación académica y dijo que las Fuerzas Armadas argentinas "cuentan con una enorme ventaja" por el "nivel de preparación y formación, reconocido en el mundo".

La presidenta de la Comisión de Defensa de la Cámara de Senadores, Nancy González, destacó el "excelente vínculo" de la comisión con el Ministerio y enumeró las funciones principales del Congreso en materia de misiones de paz.

"Por un lado autorizarlas cuando corresponda" en el marco de la ley 25.880 "que regula el procedimiento para la autorización de entrada y salida de tropas del territorio nacional", dijo.

Y por otro, la de "control" y, en el caso que se estime necesario, "la revocación" de la autorización de las misiones, añadió.

La Argentina tiene una extensa historia de compromiso con las Misiones de Mantenimiento de Paz desde 1958 y ha colaborado con más de dos tercios de las operaciones de paz desplegadas por las Naciones Unidas. (Télam)