El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, afirmó hoy que, gracias al avance de la campaña de vacunación contra el coronavirus, ve "más cerca el final de la pandemia" y estimó que, cuando ésta pase, "vendrá la etapa de la reconstrucción y la reactivación de la economía".

"Estamos vacunando a un ritmo impresionante. En 12 días aplicamos más de 2 millones de vacunas. Vemos más cerca el final de la pandemia", dijo el mandatario bonaerense al participar, junto al presidente Alberto Fernández, de la inauguración en la localidad bonaerense de Guernica de una planta depuradora de Agua y Saneamientos Argentinos (AYSA).

Kicillof pronosticó que, cuando se pueda "concluir con el proceso de vacunación", vendrá "la reconstrucción y lo que está pendiente", y recordó que, a los tres meses de asumir el Gobierno, "empezó la pandemia" y cambió la agenda.

Sostuvo que la actual es una "etapa de transición hacia algo que va a ser el trabajo de todos", que es "generar empleo, reactivar la economía" y, con esos ejes, "buscar un renacimiento y una reconstrucción de la provincia", luego del "neoliberalismo de (Mauricio) Macri y (María Eugenia) Vidal, y de la pandemia".

"Esa reconstrucción va a tener a la obra pública como un eje fundamental. Es la llama que enciende el motor de la economía", apuntó.

En ese marco, el gobernador destacó la importancia de la planta depuradora porque beneficiará a más de 30 mil vecinos del conurbano bonaerense.

"En los cuatro años de Macri y Vidal nos bombardearon de publicidades vinculadas a agua, cloacas y saneamiento, a través de slogans, miles de horas de TV y millones de pesos en publicidad", dijo e ironizó al recordar que afirmaban que "eran el gobierno que más había hecho para mejorar la salud vinculada al agua potable".

Enseguida amplió: "Es claro que Macri y Vida son los que menos hicieron por las cloacas, el agua y el tratamiento de residuos".

"Es necesario decirlo, y no por contexto electoral o por una cuestión política, sino por comprensión de lo que nos pasó. Desde Juntos por el Cambio se trató de generar una sensación que sustituyera la realidad, pero los vecinos lo saben, porque el discurso hace cortocircuito con la realidad", completó.

"Decían que tenían obras y la realidad era muy distinta: era nada para los vecinos y todo para los especuladores y la timba financiera. Interrumpieron los pagos, nos dejaron deudas, contratos incumplidos y obras inconclusas", planteó.

El mandatario afirmó que a los gobiernos nacional y provincial les implicó un trabajo de meses poder "reparar y poner en marcha ese desastre que dejaron" y reactivar las obras inconclusas.

"Nosotros no nos dedicamos al publicidad ni al marketing, ni al engaño o la mentira, sino a trabajar, a construir, a hacer y a dar resultados para el pueblo de la provincia", insistió.

Luego, puso de relieve que en el actual Gobierno "los anuncios" se hacen cuando se tienen "las obras terminadas".

En ese contexto, durante el acto, Kicillof remarcó que "no hay un solo municipio" de los 135 con que cuenta la provincia de Buenos Aires "que no tenga 10 obras en marcha de Nación, provincia y Aysa" y evaluó que "hay que remontarse muy atrás (en el tiempo) para encontrar ese ritmo de obras". (Télam)