La presidenta de la Agencia Argentina de Cooperación Internacional y Asistencia Humanitaria Cascos Blancos, Sabina Frederic, consideró hoy como "fundamental" que la seguridad ocupe un espacio entre "los puntos más importante de la agenda" pública y valoró que el tema haya sido abordado por la vicepresidenta Cristina Fernández durante el discurso que dio por el Día de la Militancia en La Plata.

"Cristina dejó planteadas varias cosas en su discurso. La primera es la necesidad de un nuevo acuerdo de seguridad democrática. Hay muchos que creemos que es necesario volver a sentar las bases de un pacto sobre este tema, sobre todo por las posiciones que el Frente de Todos (FdT) tiene en relación a esta problemática", afirmó la exministra de Seguridad en declaraciones a radio AM 750.

Frederic sostuvo que en el acto del jueves en La Plata, la exmandataria planteó cuestiones que se debatirán en las elecciones de 2023 pero "también propuso cómo encarar los problemas que existen ahora".

En ese sentido, respaldó que la Vicepresidenta haya criticado "la falsa disyuntiva entre la mano dura y el garantismo" que atraviesa los debates que abordan este temática.

"Comparto que en esa discusión hay una trampa que nos pone en veredas opuestas cuando en realidad se trata de hacer cumplir la ley y que la Policía actué como auxiliar de la Justicia. Las fuerzas de seguridad no pueden convertirse en juez. Esa esta postura que tenía (Patricia) Bullrich", remarcó en alusión a su antecesora en el Ministerio de Seguridad.

Al referirse a la gestión que la presidenta del PRO cumplió en Seguridad durante el gobierno de Cambiemos, recordó el protocolo que "habilitaba a los efectivos a disparar sin dar una voz de alto" y que fue derogado por la administración de Alberto Fernández.

"Es lo que sucedió con el caso (del policía Luis) Chocobar (condenado por matar por la espalda a un joven que había apuñalado a un turista). Eso va en contra del Código Penal y al concepto de legitima defensa. Eso no es mano dura y promover la ejecución policial omitiendo el lugar del proceso judicial", subrayó.

La antropóloga y exministra llamó a "discutir con datos, cifras y en serio" el tema de la seguridad para dar el debate pero sostuvo que "no hay muchos elementos" para reflexionar y que eso "tampoco es culpa de la gente".

"Por eso es importante que la Vicepresidenta, que pocas veces le dio importancia a este tema, lo ponga entre los puntos más importantes de la agenda. Realmente es fundamental", aseguró.

La presidenta de Cascos Blancos también coincidió en "la necesidad de empatizar con las victimas" pero planteó algunas diferencias sobre la importancia de aumentar el número de efectivos de la Gendarmería en la provincia de Buenos Aires.

"Vivo en el conurbano bonaerense y hay Gendarmería. La pregunta es si hacen falta más gendarmes o si hay terminar de resolver el tema de la Policía de la Provincia. La experiencia de producir recursos humanos en seguridad en poco tiempo han sido un fracaso porque hace falta profesionalizarlas", remarcó.

Por otra parte, sostuvo que negar un debate sobre las fuerzas de seguridad "tendrá que guardar silencio y no boicotear desde la televisión o aliándose en su vocería a los sectores más represivos que tiene la política argentina".

"La tasa de delitos de Bullrich fue la más alta en los últimos años. ¿Cuál es entonces el éxito de esa política? Ninguno. Dejó dos muertos en la Patagonia (Santiago Maldonado y Rafael Nahuel) y alimentó narrativamente el desempeño de Chocobar, quien terminó condenado", afirmó.

La exministra sostuvo que la mano dura "no ha mostrado ningún resultado positivo".

"Es cierto que el sector progresista dentro del FdT tiene que revisar sus ideas porque no van muy lejos pero no veo una batalla perdida. Creo que se puede intentar hacer algo diferente", concluyó. (Télam)