El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se refirió hoy a los vínculos entre el expresidente Mauricio Macri y varios jueces al señalar que "las pruebas ratifican que había una disposición más política que jurídica, en la que se buscaba generar una persecución a los opositores que tenía que ver con una intencionalidad política y no con impartir justicia".

Luego de que se conociera que varios jueces se reunieron con Mauricio Macri en la Quinta de Olivos mientras ejercía la presidencia, Cafiero remarcó que "esto ratifica efectivamente lo que sospechábamos y sosteníamos mucho antes de iniciar la campaña en 2019: en Argentina hubo una clara persecución política durante el gobierno anterior".

"Hubo una persecución de parte de la justicia con una utilización mediática para perseguir a líderes de la oposición en ese momento", agregó el funcionario nacional en declaraciones a radio FM Millenium.

Con respecto a las causas judiciales en las que se encuentra vinculada la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Cafiero señaló: "Estamos muy confiados en que se termine de demostrar su inocencia y se deje de perseguir a referentes políticos en el país. Esto es central para nosotros".

Según los registros de ingresos y egresos de Olivos, los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, más otros jueces y fiscales, ingresaron para reunirse con el expresidente Macri durante su gestión.

(Télam)