El ministro de Desarrollo Social aseguró hoy que el proyecto de creación de un fondo fiduciario para fomentar la agricultura familiar permitirá a los productores "un acceso a la tierra y tener capacidad productiva" y remarcó que la iniciativa busca solucionar uno de los "problemas centrales que tiene la Argentina, que es la producción de alimentos".

Arroyo y la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, expusieron ante un plenario de las comisiones de Legislación General y de Agricultura -que conducen los oficialistas Cecilia Moreau y José Ruiz Aragón- sobre la creación del Fondo de Crédito para la Agricultura Familiar.

La iniciativa presentada por la titular de la comisión de Legislación General, Cecilia Moreau, de crear un fondo fiduciario busca generar condiciones para el acceso a la tierra para familias productoras a través de un Procrear Rural.

Al abrir la reunión, Moreau dijo que "este proyecto es de suma importancia para las familias productoras, ya que les permitirá tener un terreno propio en el que trabajar la tierra", lo cual "tiene un impacto social altamente positivo".

La legisladora agregó que a través de este fondo se otorga "una herramienta operativa para que puedan acceder a un crédito y adquirir esa propiedad".

Arroyo señaló que "la agricultura familiar requiere de condiciones más fuertes en término de créditos, acceso a la tierra y capacidad de producción".

El ministro señaló que este proyecto establece "las condiciones para generar un acceso a la tierra de los productores y aumentar su capacidad de producción" y señaló que desde el Estado se debe atender a este sector con políticas que otorguen "previsibilidad en el tiempo".

En ese sentido, Arroyo sostuvo que contar con un fondo fiduciario para la agricultura familiar "permitirá aplicar políticas de Estado sostenida en el tiempo para el desarrollo rural y para ser un país mas equilibrado".

"Hasta ahora tenemos acciones parciales con algunas áreas que lo van haciendo, pero muy acotadas", evaluó y agregó que esos límites requieren de una ley que otorgue a los productores "condiciones claras de acceder a la tierra, y al trabajo para producir en largo tiempo".

Para ello, "nos está faltando una política al desarrollo y a los productos agroecológicos", agregó.

"Este proyecto es como dar diez pasos adelante y lo veo como algo sustantivo como para el acceso a la tierra y al crédito, cuya falta es un generador de pobreza", analizó.

Arroyo sostuvo que hay 10 millones de personas que reciben ayuda alimentaria y consideró que la calidad nutricional "es un punto determinante" que tiene este proyecto que es la "soberanía alimentaria".

"La producción de alimentos es un tema central de la Argentina para reducir la pobreza y es un tema central para el desarrollo económico", enfatizó.

Por su parte, Tolosa Paz señalo que la iniciativa busca "saldar una deuda" que tiene la Argentina con los productores de la agricultura familiar para "dinamizar el acceso a la tierra y a la vivienda y dar previsibilidad a una nueva forma de producción".

"Este proyecto de ley de apoyo fiduciario para la agricultura familiar, que tiene que ver con dinamizar la producción y el acceso a la vivienda de un sujeto activo en Argentina cómo es el agricultor familiar", agregó.

Además, señaló que la promoción de la agricultura familiar permitirá "garantizar la producción de alimentos sanos" y dar "previsibilidad y modelos de producción que son beneficiosos, no solo para el productor, sino para la Argentina".

En tanto, la legisladora de Juntos por el Cambio Carla Carrizo ponderó que se puedan avanzar en estos proyectos que buscan "achicar la brecha entre quienes trabajan y quienes poseen las tierras".

Ruiz Aragón indicó que se busca avanzar con la sanción de ley porque "hay una necesidad en la agricultura sobre todo en la familiar" y agregó que "las organizaciones del campo muestran la realidad: la escasez de tierra para poder reproducir y la subsistencia familiar".

El proyecto propone la creación de una línea de créditos para que los pequeños productores puedan acceder a una porción de tierra donde producir alimentos agroecológicos de calidad y a precios justos, lo que significaría un hecho histórico para la construcción de un nuevo modelo agroalimentario.

El fondo tiene como objeto facilitar el acceso a créditos destinados a la adquisición de inmuebles rurales y la construcción de viviendas para la Agricultura Familiar de las familias productoras que carezcan de tierra propia.




(Télam)