El dirigente de Política Obrera, Jorge Altamira, afirmó que se asiste a un 1 de Mayo "sombrío para la clase obrera mundial", y condenó la guerra que actualmente enfrenta Rusia y Ucrania, al hablar en un acto en conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores que se realizó en Parque Lezama.

"Asistimos a un 1 de Mayo sombrío para la clase obrera mundial. Por un lado, una guerra imperialista de alcance mundial enfrenta hoy a soldados y obreros rusos con obreros y soldados ucranianos. Es una fecha que carece del atributo de Jornada Internacional de los Trabajadores, porque las burocracias sindicales e incluso el progresismo y la izquierda parlamentarista apoyan, en una inmensa mayoría, a la OTAN en esta guerra, en nombre de una defensa de la 'democracia' o de la autodeterminación nacional, señaló Altamira durante su exposición.

Junto a Altamira, también hicieron uso de la palabra Silvia Allocati, trabajadora de la Salud e integrante de la Asociación de Profesionales del Hospital Moyano; Eva Gutiérrez, dirigente del Polo Obrero Tendencia, y Marcelo Ramal, dirigente de Política Obrera.

"Ningún país en la historia ha conquistado el derecho a la independencia nacional como consecuencia de una guerra imperialista. Por otro lado, el imperialismo ha plagado al mundo de guerras y de dictaduras, incluso genocidas. La guerra encuentra de un lado a la OTAN, el bloque por antonomasia del imperialismo mundial, que cuenta con una poderosa base militar en Malvinas", agregó el histórico dirigente del trotskismo argentino. (Télam)