El secretario general adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, abogó hoy por la "unidad" de la Confederación General del Trabajo (CGT) para "enfrentar lo que se viene" y se pronunció a favor de una central obrera "fuerte y combativa contra los empresarios que quieren flexibilizar" y "contra la derecha que habla del costo laboral, que son los trabajadores".

Moyano hizo declaraciones a la prensa después de participar del acto realizado esta tarde por la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) en Costa Salguero para inaugurar un nuevo edificio del Sanatorio Anchorena Itoiz de Avellaneda de la obra social de ese sindicato, que fue encabezado por el presidente Alberto Fernández.

"Lo que estamos llevando adelante es tratar de lograr el jueves la unidad de casi toda o total del movimiento obrero para enfrentar lo que se viene", expresó el dirigente gremial.

En ese sentido, sostuvo sobre la oposición de Juntos por el Cambio (JxC) que "ya están diciendo antes de las elecciones que si ganan sacan las indemnizaciones" y manifestó que "así progresivamente van a ir sacando derechos".

"Por eso necesitamos una CGT unida, fuerte, combativa contra los empresarios que quieren flexibilizar y contra la derecha que habla del costo laboral, que son los trabajadores", expresó.

Por otra parte, se mostró a favor de "seguir trabajando, militando para que el 14 de noviembre" gane el oficialismo y advirtió que "lo que viene es peor. Lo peor es que gane la derecha".

Click to enlarge
A fallback.

En esa línea, sostuvo que "asumen el 10 de diciembre los diputados, llegan a tener mayoría y el 11 ya te están metiendo el proyecto de Reforma Laboral".

"Yo tengo fe que en ese momento el trabajador va a tomar conciencia y va a decir, más allá de lo que está pasando, lo peor está por venir si gana la derecha".

Por otra parte, dijo que "se ha consensuado un nuevo triunvirato" para la conducción de la central obrera y señaló que "habrá mucha juventud y mujeres dentro de la conducción".

"Lo importante es qué proyecto tenemos", advirtió ante una consulta sobre los lineamientos que tendrá la nueva conducción y manifestó que "si vamos a tener una CGT aplaudidora, no le sirve a nadie".

Así, afirmó que "necesitamos una CGT que le diga al gobierno cuando se equivoca". (Télam)