El detenido Gabriel Nicolás Carrizo, acusado de participar en la organización del atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, tenía en su celular un mensaje en el que se afirmaba la voluntad de "matar al jefe de La Cámpora", informaron a Télam fuentes de la investigación.

"Estamos pensando en matar al jefe de La Cámpora esta vez", "Están llegando todos. Vamos a tener una reunión grupal", es el mensaje detectado en el celular de Carrizo que le mandó a una persona agendada como 'Jony White', tan solo dos horas después del fallido ataque contra la exjefa de Estado. (Télam)