El senador nacional del Frente de Todos Oscar Parrilli afirmó hoy que el FMI y el Gobierno de Mauricio Macri "cometieron la atrocidad del endeudamiento" y reiteró que ese préstamo fue otorgado en 2018 para que el empresario "ganara las elecciones" del año siguiente.

Además, Parrilli dijo por El Destape Radio que "estamos de acuerdo con que hay que pagar, pero tenemos que ver quién paga".

"Deberían reconocer que fue un crédito político que le dieron a Macri para ganar las elecciones, los dos cometieron la atrocidad del endeudamiento", sostuvo el senador oficialista al disparar por igual contra el expresidente y el organismo multilateral.

Además, señaló que los beneficiarios de ese crédito fueron "los que llevaron la plata afuera, no solamente los bancos y los grupos financieros internacionales sino también muchos argentinos", y destacó que "según el INDEC hay 300 mil millones de dólares que tienen los argentinos en el colchón o en el exterior".

Sobre la "autocrítica del FMI", dijo que "debería mirar para adelante y corregir lo que le está exigiendo a este Gobierno", porque lo que lo que está previsto pagar el año que viene "es impagable".

Para Parrilli los pagos de este año "se deberían haber postergado" porque "además vino la pandemia" y también habría que "bajar las tasas de interés y refinanciar la deuda a muy largo plazo, 20 o 30 años mínimo, para llegar a pagar".

Click to enlarge
A fallback.

Del pedido de informes del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) sobre irregularidades en la revisión tarifaria que realizó el Gobierno de Macri en 2016 dijo que "estamos absolutamente convencidos que la tarifa de Edenor y Edesur es excesiva, le da una rentabilidad sin justificación a las empresas y agrava (la situación de) los bolsillos de los argentinos o las finanzas del Estado a través de subsidios".

Detalló que "cuando uno ve las empresas y empresarios que fugaron divisas al exterior, la rentabilidad de esas empresas que están en sus balances se da cuenta que hubo una transferencia de ingresos brutal de los bolsillos de los argentinos a cuatro o cinco vivos que se llevaron la plata afuera". Además recordó que "cuando la inflación en el período de Macri fue de un 250% las tarifas aumentaron el 3.000%".

Por ello, Parrilli presentó una nota al presidente de la Comisión de Energía y Combustible del Senado, Rubén Uñac, para que invite a contadores y economistas de la Auditoría General de la Nación (AGN) y "nos expliquen el informe de auditoría" que sugiere "la anulación de esa revisión tarifaria de Edenor y Edesur y dice que 'el proceso que llevó adelante la revisión tarifaria fue insuficiente por ausencia de criterios y elementos objetivos que evalúen los costos operativos de las empresas'".

A la vez, denunció que "no se evaluaron los impactos de los incrementos tarifarios como dice la ley 24.065 en el hogar ni la incidencia que tuvo en las industrias y tampoco verificaron las supuestas inversiones que iban a realizar o realizaron".

También resaltó su proyecto de ley para que las empresas de telefonía no cobren los cargos de larga distancia nacional. Explicó que aún cuando "en todo el mundo no se cobra, en la Argentina las empresas siguen cobrando este arancel diferencial y esto afecta a los argentinos que viven en pequeñas ciudades o poblados donde no hay servicio de internet como desearíamos que existiera". (Télam)