Los Organismos de Derechos Humanos se movilizarán al Palacio de Tribunales, el próximo 5 de mayo, en "repudio a la maniobra orquestada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación", tras la asunción del presidente del máximo tribunal, Horacio Rosatti, como titular del Consejo de la Magistratura, y marcharán para exigir "la democratización de la justicia".

"Impulsamos una profunda reforma del sistema de justicia, que comience por el juicio político y la remoción de los actuales miembros de la Corte Suprema, y sumamos nuestras voces a las iniciativas destinadas a la ampliación del número de sus integrantes, con un claro enfoque en derechos humanos, perspectiva de género y diversidad, informaron las agrupaciones convocantes a través de un comunicado al que tuvo acceso Télam.

La convocatoria se llevará a cabo a las 17, y los organismos convocantes se movilizarán junto a las centrales sindicales que participarán de esta protesta contra la Corte Suprema.

En esta línea, las entidades calificaron de "escandaloso e inusitado" el nombramiento de Rosatti como presidente de la Corte, y aseguraron que se trata de una "violación del principio republicano de la división de poderes que regula la Constitución Nacional".

"Esto pone al descubierto la ilegitimidad e ilegalidad de las acciones que inspiran a esta Corte. Nos movilizamos en repudio a la maniobra orquestada por la Corte, que repuso una ley derogada hace 16 años para que su presidente Horacio Rosatti presida también el Consejo de la Magistratura nacional, controlando de ese modo el órgano encargado de designar y remover jueces y juezas", subrayaron.

La organizaciones se concentrarán frente a los Tribunales de Talcahuano y Lavalle, bajo la consigna "Por un Poder Judicial independiente y una Justicia democrática. Todxs a Tribunales".

Asimismo, recordaron que "desde hace años", las organizaciones de Derechos Humanos, reclaman por una democratización de la justicia que permita "la libertad de las y los presos políticos, el cese de la persecución judicial a referentes sociales, gremiales y políticos; la aceleración en el desarrollo de los juicios por delitos de lesa humanidad; una administración de justicia capaz de erradicar definitivamente todas las prácticas discriminatorias contra los más humildes, los y las jóvenes víctimas de violencia institucional y de violencia de género".

Entre las organizaciones firmantes se encuentran: Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares de desaparecidos y detenidos por razones políticas, Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz, H.I.J.O.S. Capital, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, Movimiento ecuménico por los Derechos Humanos, Liga Argentina por los Derechos Humanos, Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Matanza, Fundación Memoria Histórica y Social Argentina, Asociación Buena Memoria. (Télam)