La juez en lo contencioso administrativo federal Rita Ailán ordenó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que responda las notas que le envió el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, para que los letrados sean exceptuados de las restricciones ambulatorias por la pandemia de coronavirus.

Ailán decidió librar un oficio al jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para que "en el plazo de 10 días" se expida sobre las notas presentadas por el colegio público los días 29 de abril y 8 de mayo, en las que se pedía que los abogados sean exceptuados de las medidas derivadas del aislamiento social y la prohibición de circular.

La magistrada rechazó ordenar al gobierno porteño, como pedían los letrados, que "se implementen las medidas necesarias para que durante la vigencia del período de ASPO impuesto por el DNU 297/20 y sus sucesivas prórrogas, se permita a los abogados concurrir a sus estudios y oficinas".

Para dictar la medida Ailán habilitó la feria judicial extraordinaria ordenada por la Corte Suprema de la Nación el 20 de marzo último, tras la declaración de la emergencia sanitaria por la pandemia.

"Es desesperante la situación de muchos abogados de la matrícula que nos hacen llegar cotidianamente las penurias y la angustia que padecen todos los días, tras casi tres meses de no poder trabajar", expuso en su primera nota el Colegio de Abogados.

"Los abogados, no sólo se encuentran hoy imposibilitados de brindar sus servicios a los ciudadanos que crean afectados sus derechos y pretendan acudir a la Justicia, sino que tampoco pueden acceder a sus lugares y herramientas de trabajo", afirmó la entidad en la acción de amparo.

Según expuso la magistrada, el Gobierno porteño debe brindar "formal respuesta al pedido formulado", porque "la potestad para solicitar la aprobación de la autorización" a las autoridades nacionales "le ha sido reconocida en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, al señor Jefe del Gobierno local"

"De modo que -agregó- la simple ausencia de tratamiento por su parte obsta de por sí, ya sea procedente o no, a la obtención de aquélla exención". (Télam)