La candidatura de la legisladora porteña del Frente de Todos (FdT) María Rosa Muiños para cubrir el cargo vacante al frente de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires quedó hoy formalizada por la Legislatura local, que lleva adelante el proceso de designación que incluye una audiencia pública el 25 de octubre y la votación el 5 de noviembre.

La confirmación se dio durante la reunión de la Junta de Ética de la Legislatura porteña que avaló la resolución en torno a la postulación de Muiños que fue propuesta, en principio, por un grupo de organizaciones no gubernamentales.

En rigor, el esquema para designar al Defensor o la Defensora que cubrirá la vacante generada tras la renuncia de Alejandro Amor contempla que las postulaciones deben ser promovidas por uno o más diputados para transformarse en candidaturas, lo que hoy quedó oficializado en la reunión parlamentaria.

Asimismo, la postulación del abogado ambientalista Jonatan Baldiviezo no obtuvo el respaldo de ningún legislador, por lo cual no prosperó su candidatura.

Según el cronograma, entre el 4 y el 12 de octubre se recibirán las impugnaciones u observaciones respecto de la candidata, en tanto que el 25 se hará una audiencia pública para que informe allí sobre su idoneidad para el cargo.

Por último, se llamará a una sesión especial, el 5 de noviembre, en la cual la designación deberá contar con el voto de las dos terceras partes del total de los diputados, es decir, al menos 40 de los 60 escaños.

La Defensoría del Pueblo es un órgano unipersonal e independiente con autonomía funcional y autarquía financiera.

Tiene como misión "la defensa, protección y promoción de los derechos humanos y demás derechos y garantías e intereses individuales, colectivos y difusos tutelados en la Constitución Nacional, la Constitución de la Ciudad y las leyes, frente a los actos, hechos u omisiones de la administración, de prestadores de servicios públicos y de las fuerzas que ejerzan funciones de policía de seguridad local". (Télam)