Funcionarios, legisladores y asesores defendieron hoy la reforma a la Ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal, que esta madrugada obtuvo dictamen favorable en un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados, al considerar que la iniciativa "es urgente y necesaria" para devolverle "legitimidad a la Procuración" General de la Nación.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, afirmó en declaraciones a Radio 10 que el proyecto "no tiene nombres propios" y manifestó que "no es para (Daniel) Rafecas (procurador propuesto por el Ejecutivo) o en contra de (Eduardo) Casal (actual procurador interino), sino que es a favor de recuperar el funcionamiento y el prestigio del Ministerio Público".

"El Presidente (Alberto Fernández) me pidió generar los consensos para mejorar esta ley y terminar esta situación anómala de tener un jefe de los fiscales interino hace cuatro años", expresó el funcionario.

Asimismo, destacó que de ser sancionada, la reforma "va a devolverle legitimidad a la Procuración, y va a servir para sacarla de esta situación de desprestigio y parálisis institucional".

Por su parte, el viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, sostuvo en declaraciones a la radio AM 750 que la reforma del Ministerio Público Fiscal es "urgente y muy necesaria" para reparar una "situación anómala" como la actual, en la que el procurador está ejerciendo un "interinato hace tres años y medios", en referencia al rol que cumple Eduardo Casal.

"La del Ministerio Público Fiscal es una reforma estrictamente institucional", expresó Mena y explicó que "lo que se está definiendo es la forma de elección del procurador y la duración del mandato" que son "facultades plenas del Congreso".

El funcionario manifestó que hay que dar una discusión "de cara a la sociedad y sin mentirle", y apuntó a Juntos por el Cambio al afirmar que "necesita a Eduardo Casal" porque es "el principal ejecutor del encubrimiento a la impunidad del Gobierno de (Mauricio) Macri".

Por su parte, el diputado nacional del Frente de Todos, Rodolfo Tailhade, estimó en declaraciones a Télam Audiovisuales que está "satisfecho con el comportamiento" del bloque oficialista que en su totalidad "estuvo presente en la reunión" de la comisión de la Cámara de Diputados que esta madrugada emitió dictamen, y destacó como "excelentes" las exposiciones de los legisladores de ese espacio.

"La posición de Juntos por el Cambio es lo que estábamos previendo: muchas intervenciones repitiendo lo mismo y fundamentalmente una serie de eslóganes vacíos, retóricas bastante berretas. Trataron de poner la discusión donde no tiene que estar, que es esta pavada de ataque a la república, ataque a las libertades", remarcó Taihalde.

"Lo que no pudo explicar Juntos por el Cambio es por qué hoy esto es un ataque a la república y hace cuatro años, el mismo proyecto, era un intento de modernización del Ministerio Público. Algo virtuoso, presentado por los senadores (Miguel Ángel) Pichetto y (Federico) Pinedo, respaldado por todo el gobierno de Macri, Garavano, los fiscales y los jueces", dijo.

La asesora de la Jefatura de Gabinete y referente de Igualar-Frente de Todos, Carmela Moreau, por su parte, advirtió en declaraciones periodísticas que la permanencia de Casal como procurador interino es "dañino para el sistema judicial" y consideró que es "fundamental tener un procurador con la legitimidad apropiada".

"La reforma de la justicia federal no puede esperar más. Es una necesidad que ya planteaba Raúl Alfonsín en el regreso democrático" consideró Moreau en un comunicado y señaló que "en ese contexto, es fundamental tener un procurador con la legitimidad apropiada".

En ese sentido, dijo que "los sectores de poder que tienen ventajas con este sistema son los que se oponen, de cualquier manera, a cambios en el sistema y en la persona del procurador" y advirtió que "los que siempre han sido beneficiados, ahora usan todas las armas disponibles, que son potentes, para obstaculizar el trabajo de los legisladores". (Télam)