El secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Jorge Neme, respaldó hoy la postura del presidente Alberto Fernández tras la Cumbre por los 30 años del Mercosur y consideró que Uruguay tiene que presentar una propuesta por escrito si quiere flexibilizar el bloque regional, al advertir que el discurso del mandatario de ese país, Luis Lacalle Pou, "parece muy moderno y después se choca con la realidad".

En declaraciones al programa "En Perspectiva" de Radio Mundo de Uruguay, Neme indicó que tanto Fernández como el canciller Felipe Solá "quieren negociar desde un Mercosur unido" y que la conmemoración de los 30 años del Mercosur fue para "reafirmar la unidad y seguir discutiendo y conversando sobre todos los temas".

Respecto a las declaraciones de Lacalle Pou, el funcionario se preguntó: "¿Qué quiere decir flexibilización? ¿Cómo se instrumenta eso en el marco del Mercosur? ¿Cómo negocia Uruguay un tratado de libre comercio con Estados Unidos por su cuenta sin el Mercosur?".

Para Neme, "si cada país negocia solamente de forma independiente, el Mercosur pierde razón de ser".

Después de un fuerte contrapunto con Fernández durante la cumbre del Mercosur del viernes último, Lacalle Pou volvió a defender hoy la flexibilización dentro del bloque para avanzar en negociaciones comerciales bilaterales y aseguró que es para "el bien de todos".

"No hay uno contra otro, al revés, es el bien de todos. Si alguno cree que no es para su bien, que nos aflojen un poco la piola, que se flexibilice el Mercosur", aseguró el mandatario uruguayo tras inocularse la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Para Neme, sin embargo, "parece un discurso muy moderno el de la flexibilización y después se choca con la realidad, las barreras sanitarias y las medidas que cada uno de los países toma".

"Si Uruguay firma un acuerdo de libre comercio con China y tiene la frontera abierta de Argentina, Brasil y Paraguay para los productos que China introduzca vía Uruguay, nosotros perdemos una enorme capacidad productiva frente a bienes de China que pueden inundar el mercado", planteó el funcionario, según se informó en un comunicado.

Tras reconocer que los países de la región tienen "interés en mejorar el negocio con China", Neme afirmó que "esas negociaciones tienen que hacerse desde el bloque del Mercosur con un conjunto de planteos y de forma progresiva", aunque planteó que "la palabra 'flexibilidad' da lugar a muchas vaguedades".

En cuanto al Arancel Externo Común, que fue otro de los planteos de Lacalle Pou, Neme marcó que "hay que actualizarlo y hacer los cambios y modificaciones que generen mejores oportunidades para nuestro sector empresario e industrial, sin dejar de cuidar todos aquellos niveles sensibles de la región y que todavía le faltan niveles de inversión y desarrollo para alcanzar competitividad".

"Argentina planteó que un total de 1893 posiciones arancelarias bajen a 0%, lo que no es menor, es el 22% del nomenclador completo del Mercosur. Esto quiere decir que estamos de acuerdo en hacer modificaciones y en el discurso de Fernández hay un párrafo explícito sobre esto", concluyó. (Télam)