El presidente del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, Mario Negri, remarcó hoy que “la decisión de apoyar" el proyecto de postergación del calendario electoral "la tomó la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio", y aseguró que esa postura "no es un problema de halcones y palomas".

De esta forma el titular de la principal bancada opositora salió al cruce de algunos integrantes de su espacio que tildaron a la cúpula del bloque de "ingenua" por haber acordado con el oficialismo.

"¿Vos condenas al ingenuo, al tramposo, o al que creyó en la palabra?", se preguntó el cordobés al contrarrestar esas críticas internas.

“Es importante explicar un acuerdo sobre un tema poco común, como es poner el dedo en el calendario electoral en el año electoral. Tienen que haber razones más que justificadas y garantías más que justificadas”, apuntó Negri en el inicio de su intervención.

Y en ese sentido, agregó: “En esta Cámara de Diputados se hizo una reunión con el ministro del Interior (Eduardo 'Wado' de Pedro), que manifestó las razones que entendía el Gobierno para postergar un mes los comicios. El tema era cómo vertebrar un acuerdo en medio de la mayor tensión política, cuando no había casi diálogo”.

“Lo primero que quiero aclarar es que no se trata de suspensión de las elecciones, sino de una prórroga. Suspender es no votar y acá vamos a votar. Si alguien no deja votar, ese precio no lo pagará el ingenuo”, agregó.

Aclaró que: "Obviamente, analizamos qué pasaba si no cumplían (el oficialismo). Por eso formalizamos una propuesta pidiendo más garantías. Esto es muy importante: buscamos que exista una cláusula que expresase que no se modificará más el calendario electoral en este año y esto defiende la existencia de las PASO”.

“Casi naufraga todo, porque decían que la cláusula era una sobreactuación. Le transmití al ministro del Interior que entonces no podíamos avanzar. Entonces el ministro aceptó, nos mandó un proyecto que nuestra coalición aprobó por unanimidad", continuó.

Por último, consignó que para "tener más certezas, pedimos que fuera un proyecto del Poder Ejecutivo ya que se trata de una modificación del calendario electoral”,

“El que impida votar en la Argentina lo va a pagar muy caro, va a ser imposible que eso ocurra”, insistió. (Télam)