Noemí Johnston de De Vicenzo, integrante de Madre de Plaza 25 de Mayo de Rosario, falleció anoche en esa ciudad santafesina tras haber recuperado en 2010 los restos de su hijo desparecido en 1976, informaron hoy organismos defensores de los Derechos Humanos.

"Desde Ronda de Madres de Plaza 25 de Mayo de Rosario despedimos con mucha tristeza a nuestra querida Madre Noemí Johnston de De Vicenzo", indicó la asociación a través de un posteo en la red social Facebook.

Y agregó: "Querida Mimi, volá muy alto. Que el encuentro con tu amado hijo te de paz en tu descanso".

Johnston participó desde el año 1980 la agrupación Madres de la Plaza 25 de Mayo de Rosario, varias de cuyas integrantes ya se reunían desde unos años antes en "Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas".

Su hijo, Roberto De Vicenzo (24), fue secuestrado en Rosario el 27 de septiembre de 1976 y, según testigos, estuvo detenido ilegalmente en el centro clandestino de detenciones que funcionó en el Servicio de Informaciones (SI) de la Policía local.

Era obrero industrial, estudiaba Ciencias Económicas y militaba en la organización Montoneros.

Ese mismo día fue secuestrada su pareja, Miriam Moro, con la que tenía dos hijos y cursaba un embarazo, cuando regresaba en moto junto a un compañero suyo de realizar una volanteada en el frigorífico Swift de la localidad de Villa Gobernador Gálvez.

Moro también estuvo detenida en el SI y según se ventiló en el juicio por delitos de lesa humanidad de la causa conocida como "Díaz Bessone", fue asesinada unos días después.

Sus restos fueron hallados e identificados en 1983, pero los de Roberto De Vicenzo estuvieron enterrados en una tumba NN del cementerio santafesino de Barrancas hasta el 17 de marzo de 2010.

Ese día el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) informó la identificación del joven militante asesinado en 1976 durante la última dictadura militar.

Tras la desaparición de su hijo, "Mimi" Johnston de De Vicenzo se unió a Madres de la Plaza 25 de Mayo de Rosario, donde militó hasta su fallecimiento anoche en esta ciudad.

El Museo de la Memoria de Rosario la recordó hoy al señalar que "la lucha personal y colectiva por su hijo y todas las víctimas del terrorismo de Estado será un legado imborrable para todos los que levantamos las banderas de memoria, verdad y justicia". (Télam)