Los ministros y ministras de Justicia del Mercosur, a partir de una propuesta impulsada por Argentina, aprobaron hoy la creación del primer mecanismo regional que reconoce los derechos de las mujeres que sufren violencia de género sin importar las fronteras, en el marco de la 55va Reunión de Ministros de Justicia del Mercosur.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de Argentina, Martín Soria, quien participó de modo virtual del encuentro coordinado desde Asunción por la presidencia Pro-Tempore de Paraguay, dijo que se trata de "una jornada histórica en materia de cooperación e integración regional".

"Hemos producido un verdadero hito", señaló el funcionario en un comunicado del ministerio y sostuvo que "las Órdenes Mercosur de Protección serán una herramienta de enorme valor estratégico para alcanzar el objetivo de erradicar la violencia de género en nuestros países".

Soria, en ese sentido, destacó "el proceso que hemos llevado adelante durante el último año" y afirmó que "nos permitió estar hoy aprobando la creación del primer mecanismo regional que reconoce las medidas de protección vigentes en cada uno de nuestros Estados para las mujeres en situación de violencia de género".

 

En esa línea, expresó que "demuestra cómo un organismo regional puede ser sensible, rápido y moderno, para dar respuestas actuales a problemáticas que nuestros pueblos nos reclaman que resolvamos".

Asimismo, manifestó que se trata de medidas concretas que atienden y solucionan realidades cotidianas de cada habitante del Mercosur y afirmó que "estamos resolviendo inconsistencias tales como aquellas que muy comúnmente se experimentan en las zonas de frontera", donde "las personas en situación de violencia se trasladan a pocos kilómetros de los sitios que habitan y ya están desprotegidas por el simple hecho de encontrarse en otro país".

El Ministerio señaló que antes de la firma del "Acuerdo sobre reconocimiento mutuo de medidas de protección para las mujeres en situación de violencia de género entre los Estados Parte del Mercosur y Estados Asociados", Argentina había desempeñado un rol protagónico en el impulso de la propuesta y a lo largo de todo el debate que se desarrolló en el marco de las Comisiones Técnicas.

El acuerdo contempla medidas como prohibiciones de ingreso a determinados lugares donde la mujer reside o se encuentra temporalmente; la prohibición o restricción de contacto por cualquier medio con la persona destinataria de la medida; la prohibición o restricción de acercamiento, que podrá incluir el uso de dispositivos de geolocalización o rastreo; la suspensión de la tenencia, porte y uso de armas; y "cualquier otra medida necesaria" para garantizar la seguridad de las personas destinatarias de la medida y evitar la repetición de todo acto de violencia.

A su vez, el Estado que recibe las Órdenes Mercosur de Protección (OMP) se limita a realizar un análisis formal de la medida y solo puede denegarla en los casos puntualmente establecidos en el proyecto, cuando las prohibiciones o restricciones impuestas por la medida de protección no se encuentren contempladas en el acuerdo, o bien sea manifiestamente contraria al orden público del Estado que debe ejecutar la medida.

De todos modos, precisó el informe, está obligado a dictar las medidas urgentes para salvaguardar la integridad de las personas destinatarias y, eventualmente, de hijos, hijas o personas a cargo.

El tratado deberá pasar ahora para su aprobación al Consejo del Mercosur, órgano superior del Mercosur integrado por los ministros de Economía y Relaciones Exteriores del Mercosur, que tiene previsto reunirse en las próximas semanas.

Después, tal como lo establecen las pautas del acuerdo proyectado, entrará en vigencia 30 días después de que dos de los Estados parte lo ratifiquen.

El Acuerdo sobre reconocimiento mutuo de medidas de protección para las mujeres en situación de violencia de género entre los Estados Parte del Mercosur y Estados Asociados tiene como principal antecedente la "Recomendación sobre reconocimiento mutuo de medidas de protección para mujeres en situación de violencia basa en género" emitida durante la Presidencia Pro-Tempore Argentina el 3 de junio de 2021 gracias al acompañamiento del pleno de los países que integran el organismo regional.

Desde esa oportunidad, las Comisiones Técnicas avanzaron en un abordaje integral de la problemática hasta concluir en este acuerdo.

Soria, en ese marco, reconoció "la vocación de diálogo y trabajo conjunto que ha demostrado cada uno de los Estados parte y las Comisiones Técnicas", que "supieron conducir el debate con mucha solvencia, construyendo los consensos que hoy nos permiten arribar a este acuerdo". (Télam)