El ministro de Hacienda bonaerense, Pablo López, pidió hoy "coherencia" a la oposición por criticar las medidas restrictivas dispuestas para frenar el aumento de casos de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires y recordó que durante los cuatro años de gobierno macrista "la desinversión en educación fue una política de Estado".

"Hay que ser coherentes. Decir que la educación es prioritaria, implica destinar mayores recursos al sistema educativo. De lo contrario, es un slogan vacío", publicó el funcionario provincial en un extenso hilo de Twitter.

Sostuvo que esa caída en la participación presupuestaria "significó un recorte cercano al 20% de los recursos de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense" y, a la vez, "dado el crecimiento de la cantidad de estudiantes de la Provincia, implicó un ajuste del 24% del presupuesto por estudiante".

"La desinversión en Educación durante 2015-2019 no solo se dio en la Provincia, sino que fue una política de Estado durante la gestión de Macri. Mientras en 2015 se había cumplido la meta de la Ley de Educación Nacional con una inversión del 6,1% del PBI, en 2019 cayó a 4,8%", indicó.

López planteó que "la inversión nacional en educación se redujo de 1,6% a 1,1% del PBI", lo que implicó "un recorte de más del 30% real del presupuesto educativo, lo cual desembocó en que la inversión en Educación sobre el presupuesto de la APN sea la más baja en dos décadas, con solo el 4,9%".

Destacó que desde que Axel Kicillof asumió en la provincia, su administración "comenzó a recuperar el peso de la educación en el presupuesto, tras 4 años de caída".

En ese tono, posteó que "el recorte presupuestario tuvo consecuencias concretas: la cancelación del Conectar Igualdad, la reducción del PROGRESAR del 59% en términos reales, la caída del 56% en INET, del 37% los programas de Infraestructura y Equipamiento y del 16% en la Educación Superior Universitaria".

A la vez, dijo que el recorte "también se reflejó en la reducción de las transferencias nacionales a las provincias" y graficó que en el caso de la provincia de Buenos Aires, "en 2019 recibió casi un 50% menos de transferencias reales del Ministerio de Educación Nacional que en 2015 y, si observamos sólo aquellas de capital, el ajuste fue del 83%".

López remarcó que en la provincia, "el primer paso fue hacer un diagnóstico de la infraestructura educativa" debido a que "más allá del déficit estructural, nos encontramos con que el gobierno anterior no dejó ninguna licitación de obras en curso, mientras que 240 obras se encontraban abandonadas por falta de pago".

Rememoró que se lanzó el programa Escuelas a la Obra, mediante el cual se invirtieron $3.919 millones en 3.000 obras de reacondicionamiento y ampliación, refacción de cubiertas y readecuación de instalaciones sanitarias, de gas y eléctricas, en trabajo conjunto con los 135 municipios y consejos escolares.

"Además, en conjunto con el Gobierno Nacional, reactivamos y finalizamos 36 obras de ampliación y 8 edificios nuevos por $480 millones", continuó López y aseveró que "para el mantenimiento, reparaciones, pintura y adquisición de mobiliario, en diciembre pasado se reforzó con $1.000 millones a los consejos escolares".

En paralelo, el ministro de Hacienda expuso que el año pasado el Gobierno decidió "reconfigurar el Servicio Alimentario Escolar por la emergencia sanitaria, triplicando la cobertura de almuerzos y permitiendo que 1.7 millones de niños y niñas de la Provincia accedieran a módulos alimentarios, con una inversión de $25.824 millones".

Recordó que se destinaron casi $3.107 millones en el programa PIEDAS para dar un complemento salarial con contraprestación laboral a docentes y auxiliares que vieron mermados sus ingresos producto de la pandemia y $744 millones en el Programa de Acompañamiento a las Trayectorias y la Vinculación.

Finalmente, puso de relieve que en 2021, por segundo año consecutivo, la administración bonaerense alcanzó un acuerdo salarial "en base al diálogo paritario con las y los docentes".

"Además, decidimos sostener el incremento del Servicio Alimentario Escolar y proyectamos un aumento del gasto de capital en educación de más de 350%", explicó.

Finalmente, López analizó que "el incremento del presupuesto en educación en la provincia de Buenos Aires no es sólo un número, es una decisión política del gobernador Kicillof y una prioridad real del gobierno de la provincia, que tiene la convicción y la vocación de construir, día a día, un sistema educativo mejor". (Télam)