El ministro de Defensa de Bolivia, Edmundo Novillo, afirmó esta noche que el Gobierno de Mauricio Macri participó en el golpe de Estado de 2019 que permitió instalar a Jeanine Añez en el poder y anunció que se investigará su responsabilidad en esos episodios como parte de una "acción internacional" para derrocar a Evo Morales.

Novillo anunció en conferencia de prensa que se confirmó la existencia del original de la carta que el exjefe de la Fuerza Aérea boliviana envió al exembajador argentino agradeciendo el envío de material bélico para reprimir protestas sociales contra el golpe y que la administración de Añez autorizó el descenso de un avión Hércules argentino con "personal y cargamento".

Novillo indicó que se está investigando lo relacionado con ese personal y esa carga y que próximamente se darán detalles al respecto.

El funcionario del Gobierno de Luis Arce aseveró que "todo esto nos demuestra que el golpe de Estado en Bolivia para la asunción de la usurpadora de la presidenta golpista ha tenido el apoyo internacional de países como la Argentina y eso se demuestra fehacientemente con información constatada en la Fuerza Aérea boliviana".

"Esto es importante para los fines de investigación de todos quienes participaron en el golpe de Estado de fines de noviembre (de 2019) y que no fue solo una acción de civiles y militares locales sino internacional, de otros países como en este caso de Argentina", advirtió.

Novillo insistió en que su Gobierno trabajará para que "se siga aclarando cada vez más la participación de gobierno de otros países, como en este caso la Argentina", durante la gestión de Macri como presidente.

(Télam)