El ministro de Justicia, Martín Soria, aprobó hoy el nuevo programa de formación básica en mediación, que modifica y actualiza el plan de estudios en esta materia, que había sido creado en 1998 como parte de una iniciativa que impulsa "la modernizando los procesos a través de la incorporación de nuevas tecnologías".

Según informó la cartera de Justicia, el nuevo programa actualiza los contenidos curriculares a las nuevas problemáticas y conflictos presentes en nuestra sociedad.

La resolución 912/22 del ministerio de Justicia y Derechos Humanos, publicada hoy en el Boletín Oficial, sustituye el viejo plan de formación básica en mediación prejudicial, vigente desde 1998, para modernizar el proceso.

Dentro de las novedades, el programa incorpora temáticas como la perspectiva de género y la utilización de métodos alternativos para la resolución de conflictos con el fin de facilitar el acceso a la justicia.

Asimismo, la actualización aumenta la carga horaria de la formación -pasando de 100 a 180 horas - e incluye conocimientos específicos vinculados a la mediación a distancia a través de herramientas tecnológicas.

De esta manera, los futuros mediadores tendrán una formación acorde a las actualizaciones que el sistema de mediación prejudicial incorporó durante los últimos dos años para hacer frente a la imposibilidad de realizar mediaciones presenciales por la pandemia.

"Hemos actualizando de manera integral el programa de formación básica para los y las mediadores que quieran ser parte del Registro de Mediadores. Esta reforma permitirá tener más y mejores mediadores ya que, además de casi duplicar la carga horaria de la formación profesional, pasando de 100 a 180 horas de estudio e incorporar conocimiento actualizado, el nuevo programa que aprobamos permitirá que más de 30 entidades formadoras de mediadores existentes puedan ser autorizadas a habilitar profesionales", indicó el ministro Soria.

El funcionario explicó que el sistema tendrá "más de 60 entidades formadoras habilitadas, permitiendo aumentar considerablemente la cantidad de profesionales que se ocuparán de resolver los conflictos que se dan en nuestra sociedad en instancias previas a la judicialización”.

La implementación de la mediación a distancia permitió atender el gran flujo de mediaciones prejudiciales solicitadas al Ministerio de Justicia y logró recuperar –e incluso superar– la cantidad de mediaciones anuales históricas: luego de 95.495 mediaciones realizadas en 2019, estas se redujeron a 54.169 en 2020, mientras que en 2021 se superó la cantidad de 2019, alcanzando 108.703 mediaciones prejudiciales dentro de la órbita del Ministerio de Justicia. (Télam)