El jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel, sostuvo hoy que el protocolo del distrito porteño para el regreso de las clases presenciales "prioriza el cuidado e higiene de los chicos y docentes", de cara al comienzo progresivo y escalonado que se inicia el 17 de febrero.

"Es un protocolo que contempla todas las cuestiones que llevan tranquilidad al sistema educativo, y atiende temas como el distanciamiento, la ventilación, el cuidado e higiene, la cuestión de la burbuja y la infraestructura necesaria", aseguró Miguel esta mañana en declaraciones a CNN Radio.

Las declaraciones del funcionario se producen previo al análisis que realizarán los sindicatos docentes, la semana próxima, de los puntos establecidos en el protocolo que fue presentado ayer.

El documento oficial, de 24 carillas, contiene las pautas "generales y específicas" tendientes a garantizar que se cumplan las medidas de prevención de contagio por parte de alumnos, personal docente y no docente de las escuelas, informaron las autoridades de la Ciudad.

"El criterio es que la burbuja la completa el grupo de un año o un grado, la que puede subdividirse, pero según actividades muy puntuales", añadió Miguel en sus declaraciones de hoy.

Consultado sobre si ´no es mucha´ la cantidad de alumnos, respondió: "Ese grupo está aislado del resto de los grupos por lo cual la interacción se produce solo entre esos integrantes".

"En los casos en los que se puede dar clases con 25 chicos es porque se cumple con todas las exigencias de salud, el protocolo establece un metro y medio de distanciamiento mínimo, y si no se puede cumplir no estarán los 25 o 30", dijo luego.

Asimismo, añadió que "hay otras actividades, en lugares cerrados, donde también puede haber más de 30 personas", y ejemplificó con "un restaurante".

"El concepto de burbuja es muy importante porque no interactúa con otra burbuja", sumó.

Consultado sobre la doble escolaridad Miguel dijo que "trabajamos para lograr que todos los chicos tengan presencialidad todos los días al menos jornada simple", y que eso "dependerá del plan que pueda desarrollar cada escuela".

Desde los gremios docentes indicaron a Télam que desde el próximo lunes, fecha en que los docentes deberán presentarse en las escuelas, se realizarán asambleas para analizar el documento que difundió el Gobierno porteño.

La secretaria general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Angélica Graciano, afirmó ayer que el gremio que lidera hará "plenario de delegados durante toda la semana que viene" para fijar su postura.

En tanto, Amanda Martín, secretaria gremial de Ademys, señaló que "de lunes a jueves" se realizarán "asambleas virtuales por escuelas", mientras que el jueves se hará una "general de manera virtual con mandatos de cada escuela para resolver cómo seguir".

El protocolo del Gobierno porteño contempla el cronograma de regreso "escalonado y progresivo" a las clases presenciales, el cual fija una primera etapa desde el 17 de febrero con la concurrencia de los alumnos de nivel inicial, los del primer ciclo del primario y de la modalidad de educación especial y los estudiantes del ciclo básico del secundario y del primer ciclo del técnico.

En la segunda etapa, que regirá desde el 22 de este mes, se convocarán a los estudiantes de segundo ciclo de nivel primario y a los del segundo ciclo de educación especial.

Luego, desde el 1 de marzo será el turno de los alumnos del ciclo orientado del secundario y del segundo ciclo del técnico; desde el 8 de ese mes está previsto el regreso de los estudiantes de la modalidad de educación de Jóvenes y Adultos y el 22 para los de nivel superior. (Télam)