El viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, insistió hoy en que un sector de la administración judicial se está utilizando "con fines de persecución política" a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el marco del juicio que se le sigue a la expresidenta y otros imputados por supuestos delitos con la obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015.

"Se está utilizando con fines de persecución política a un sector de la administración judicial. Cuando el objeto de la persecución es una dirigente política como Cristina Kirchner tiene una afectación para toda la sociedad; cuando los sectores que se ponen al servicio de inescrupulosos intereses políticos y esos sectores son sectores muy importantes del Poder Judicial, que están en la cabeza del Poder Judicial", dijo Mena en declaraciones para la radio AM990.

"Sin Justicia, sin ley, sin Constitución, solo queda la barbarie, de ahí la gravedad de lo que está pasando y adquiere una trascendencia social mucho más grande", advirtió Mena para quien la oposición está "satisfecha con este sistema de administración de Justicia, porque le hace la tarea de ganarle al adversario político".

El fiscal Diego Luciani inició esta semana el alegato de la acusación en el marco del juico y anticipó que acusará por supuesta asociación ilícita y defraudación a los 13 imputados.

Durante toda la semana, referentes del Frente de Todos y funcionarios de la coalición gobernante expresaron mensajes de apoyo a la Vicepresidenta a través de las redes sociales, reunidos con la etiqueta #TodosConCristina.

También organismos de derechos humanos expresaron su solidaridad con Fernández de Kirchner, y denunciaron que existen "prácticas judiciales persecutorias hacia líderes políticos".

En tanto, el Grupo de Puebla, el foro que nuclea a funcionarios y exmandatarios latinoamericanos de signo progresista, advirtió que la Vicepresidenta es víctima de una "guerra jurídica (lawfare)" y consideró que el juicio es "un proceso plagado de contradicciones y motivado por oscuros intereses políticos de poderosos conglomerados económicos". (Télam)