El viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, calificó hoy como “vergonzosa y escandalosa” la prueba de las reuniones del expresidente Mauricio Macri con los jueces que reabrieron la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman y reclamó que se decrete la nulidad de la causa por la firma del memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán por el caso AMIA.

Durante su media hora de exposición ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 8, Mena sostuvo que la causa en la que está imputado es parte de una persecución judicial que encabezó en su momento el expresidente Macri y aseguró que en el trámite de ese expediente “se perdieron las reglas más básicas del derecho penal y, mucho más lamentable, las del sentido común”.

“¿Se imaginan que hubiéramos permitido ser investigados por estos jueces si hubiéramos sabido que compartían actividades sociales y deportivas con el responsable de la persecución?”, preguntó el funcionario del Gobierno nacional en relación a los magistrados de la Cámara Federal de Casación Penal, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos.

Párrafo aparte le dedicó al exmandatario Macri a quien señaló como “la persona que comandó la persecución judicial e influyó en la administración de justicia”.

Mena, que también ocupó cargos ejecutivos en el ministerio de Justicia durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, aseguró que con la firma del memorándum de entendimiento con Irán “no se alteró el estado de las alertas rojas (que pesaban sobre los iraníes acusados por el atentado a la AMIA)” y “no se estorbó a la justicia”, mientras que aseguró que con la acusación a los integrantes del gobierno kirchneristas se buscó prolongar el encubrimiento a los responsables del atentado.

Desde la firma del acuerdo con Irán “solo se sumaron 8 años más de impunidad en la Causa AMIA”, sostuvo Mena, y remató: “La existencia misma de esta causa tiene el objetivo de seguir encubriendo el atentado a la AMIA, de distraer y engañar. Solo lograron que desde 2013 nadie investigue a los responsables del atentado”.

En las vísperas de un nuevo aniversario del atentado contra la mutual judía, Mena sostuvo que “la Causa AMIA es la más vergonzosa de la historia judicial argentina” y reclamó que se llegue a la verdad porque es lo que merecen las víctimas y sus familiares.

“Esta causa fue una farsa desde el día en que nació. Todas las resoluciones judiciales estaban prescritas, predestinadas y en nada interesaba lo que teníamos para decir o las pruebas que se realicen”, afirmó el viceministro tras contar que cuando asistió a su indagatoria en el juzgado que estaba a cargo del fallecido Claudio Bonadio se ofreció a responder preguntas del juez pero le dijeron que no tenían nada para preguntarle. (Télam)