El viceministro de Justicia y Derechos Humanos, Juan Martín Mena, calificó hoy como "inadmisible" el envío de material represivo por parte del gobierno de Mauricio Macri a Bolivia en noviembre de 2019 cuando se consolidó el golpe de Estado que derrocó a Evo Morales y destacó que "el crimen está confeso" al analizar las pruebas que involucran a la gestión de Cambiemos con ese hecho.

"El crimen esta confeso. Cuando se analiza la documentación el contrabando esta probado, solo falta que los responsables den las explicaciones que tengan que dar y avanzar prontamente al juzgamiento", afirmó hoy en dialogo con el Destape Radio.

En ese sentido, el funcionario remarcó que desde el Gobierno estarán "muy atentos al devenir de las investigaciones" porque se trata de un hecho que "avergonzó a todos los argentinos", y consideró que en la causa existen "una cantidad de pruebas abrumadoras".

"Dieron (los funcionarios de Macri que fueron denunciados) soporte militar y policial a un golpe de estado en un país de Sudamérica. Eso es inadmisible desde el punto de vista institucional", subrayó.

Mena afirmó que el Ejecutivo aguarda que la Justicia actué con total libertad y sin influencias indebidas para no se produzca "ningún tipo de manoseo".

"Cuesta ser optimista en una Justicia que a Macri lo ha tratado bien a lo largo de toda su vida, porque vivió procesado por contrabando y en su vida privada como contrabandista de autopartes. Ahora cuando asumió a la presidencia hizo lo mismo, esperamos que la causa se active", denunció el viceministro.

Mena admitió que el oficialismo todavía no pudo lograr "una profunda reforma" judicial anunciada durante la campaña electoral de Alberto Fernández por las dificultades presentadas en relación a la pandemia de coronavirus, pero aclaró que "la idea no se abandonó".

"Estamos esperando la oportunidad política para poder concretar el paquete de reformas. Tenemos una oposición que no quiere sentarse a discutir estos temas porque esa fue la Justicia servil que le vino muy bien cuando estuvo gobernando", remarcó.

Además calificó como "impresionante" la exposición de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la audiencia pública convocada por el Tribunal oral Federal Número 8, a cargo del juicio por la firma del Memorándum con Irán.

"Fue una jornada muy movilizante, es increíble que el día de ayer fuese la primera vez en seis años desde que existe esta vergonzosa causa que pudimos sentarnos frente a la Justicia argentina para poder explicar de qué se trataba todo esto", comentó el funcionario, uno de los procesados en ese expediente.

Mena consideró que la vicepresidente logró esclarecer en su declaración "cuáles eran los verdaderos intereses que se perseguían" y remarcó que se trató esa causa es una "operación sobre para perseguir gente desde la nada misma" montada sobre "ilegalidades e irregularidades".

"Me acusaron de traidor a la patria, de encubrir el atentado terrorista más grave que tuvo nuestro país y no tenían ninguna pregunta para formularme, claramente no les interesaba lo que teníamos para decir, estaba todo armado en esta causa", sintetizó. (Télam)