El viceministro de Justicia y Derechos Humanos, Juan Martín Mena, aseguró hoy que "documentalmente está probado" el contrabando de armas a Bolivia en el que habría incurrido en noviembre de 2019 el Gobierno de Mauricio Macri cuando se consolidaba el golpe de Estado que derrocó a Evo Morales, y sostuvo que es "increíble" que el expresidente y la exministra de seguridad Patricia Bullrich no "hayan podido ensayar una respuesta" luego de que pasaran 20 días de haber sido denunciados judicialmente.

"Creo que (Mauricio) Macri y (Paricia) Bullrich están complicados para defenderse. Tienen que decir quien fue el que tomó la decisión de contrabandear armas. Documentalmente, el hecho está probado. Sólo falta saber quiénes fueron todos los responsables", afirmó Mena en diálogo con El Destape Radio.

Y en ese sentido agregó que "nadie puede creer" que esa decisión fuese tomada "por un grupito de gendarmes" porque hay pruebas que involucran a Bullrich y al exministro de defensa, Oscar Aguad con esa decisión.

"Esto fue una decisión a máxima escala de Gobierno, no hay forma de que dos ministros se pongan a conspirar y fomentar un golpe de estado en la región sin que lo sepa el presidente. Me parece que es una cuestión de sentido común, pero que tendrá que ser probada judicialmente", argumentó Mena.

En tanto se refirió a las acusaciones de que esta causa estuviese siendo utilizada políticamente en medio de una campaña electoral, Mena recordó que la denuncia “empezó bastante antes" del cierre de listas de cara a las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO).

"Es increíble que ni siquiera hayan podido ensayar una respuesta en 20 días y apelen ahora a cualquier artilugio relacionado con la campaña. Evidentemente, no pueden dar ninguna respuesta porque no se quieren despegar de sus aliados políticos", advirtió.

Por otra parte, el viceministro recordó que "no está mal" enviar seguridad a la embajada de un país en crisis, pero "lo que es cuestionable es usar esa excusa" para desviar armas a otra fuerza.

"De ninguna manera ese material se había usado en un entrenamiento del grupo Alacrán. Eso es disparatado. La unidad de gendarmes que llegó a Bolivia en esos días estaba compuesta por once personas que estaban custodiando la embajada en plena crisis, con un gobierno de facto que reprimía al pueblo. En esa situación no se podía salir para hacer prácticas de tiro", fundamentó.

Además, Mena consideró que Macri "evidentemente está preocupado por esta causa" y que por eso "salió a pedir ayuda afuera" en referencia al apoyo que recibió ayer a través de un comunicado por parte de expresidentes de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA).

"Hace bien en preocuparse porque es de una gravedad mayúscula. Es la causa más grave que actualmente pesa sobre su gobierno. Sabemos de la existencia de investigaciones sobre hechos de corrupción, pero pareciera que no hay consciencia de la gravedad que tiene este hecho", sintetizó. (Télam)