El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, le respondió hoy a la comandante del Comando Sur de Estados Unidos, Laura Richardson, quien hace algunos días reveló que los intereses de ese país en América Latina son los recursos naturales como “el litio, el petróleo y el agua dulce”.

“No señora comandante, no son sus recursos naturales, es la riqueza de los pueblos latinoamericanos. Los pueblos de la región no necesitamos ser tutelados sobre cómo manejar nuestros asuntos”, afirmó Melella a través de su cuenta oficial de Twitter.

En una entrevista para el Atlantic Council, un organismo vinculado a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) Richardson respondió a la pregunta sobre por qué es importante América Latina, y allí observó que el “60% del litio del mundo” se encuentra en un triángulo que comparten Argentina, Bolivia y Chile, y se trata de un elemento “necesario hoy en día para la tecnología”, indicó en el reportaje grabado y subido a las redes sociales.

También se refirió a “las reservas de petróleo más grandes”, incluidas las de “crudo ligero y dulce descubiertas frente a Guyana hace más de un año”, y mencionó que Estados Unidos tiene “mucho por hacer” sobre esos recursos.

El mandatario fueguino recordó que meses atrás el gobierno provincial denunció la presencia de submarinos nucleares norteamericanos en el Atlántico Sur y se preguntó si “estos son los cambios de estrategia que sugiere la señora Richardson”.

“Hace 213 años derramamos nuestra sangre y luchamos por lograr esa libertad e independencia. Dos siglos después no admitiremos tal intromisión, y mucho menos bajo la coacción que veladamente insinúa”, insistió el gobernador.

A su vez, aseveró que la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur “ya padece del saqueo de sus recursos a manos del colonialismo e imperialismo británico y sus aliados en nuestras Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur”.

“Apelaremos a todos los medios pacíficos que estén a nuestro alcance para que estas intromisiones terminen de una vez y para siempre y no se intente su repetición. Hago un llamado a todo el arco político nacional para repudiar tales declaraciones oficiales”, señaló Gustavo Melella.

En ese sentido, pidió en forma especial que se manifiesten los “pseudo preocupados diputados de Juntos por el Cambio, que alzan sus voces como ficticios paladines de la soberanía, pero que un 13 de septiembre de 2016 avanzaron, entre gallos y medianoches, en la mayor entrega soberana de los últimos tiempos. Su silencio y sus protestas selectivas solo dejan en blanco sobre negro a qué intereses responden. Sin duda no al interés nacional”, acusó el gobernador en referencia al denominado acuerdo “Foradoni-Duncan” suscripto durante la gestión del expresidente Mauricio Macri.

“No toleraremos ninguna amenaza a nuestra soberanía, ni que la historia de saqueos imperialistas se repita. Nuestros recursos naturales nos pertenecen”, concluyó Melella en su serie de mensajes por Twitter.

Entre las repercusiones más relevantes sobre las declaraciones de Richardson se encuentra, hasta el momento, la del ex presidente de Bolivia Evo Morales, quien escribió en sus redes sociales que “América Latina no es patio trasero ni su hacienda para explotar recursos naturales”. (Télam)