El rediseño de los sistemas de salud en la pospandemia "debe basarse en la incorporación de la tecnología y en la priorización de la presencia por sobre lo presencial", aseguró Marilú Acosta, quien enfrentó al coronavirus en México desde la Fundación Promueve Salud, donde tuvo a cargo a 8.500 pacientes y a un equipo de entre 120 y 160 médicos.

"Claramente podemos hacer una transición de lo presencial a este presente. Eso no quiere decir que absolutamente todo el ejercicio de la medicina deba hacerse por telemedicina", aseveró la especialista.

Acosta, quien además ocupó diversos cargos en el sector público de salud de México, dijo a Télam que en ese país muchos pacientes de no haberse aplicado la telemedicina "hubieran estado en terapia intensiva en un hospital de ladrillos" y remarcó que "la presencia hizo que estuviéramos 24/7 con el enfermo de Covid".

El dilema entre medicina presencial y telemedicina será uno de los puntos centrales en la que expertos de diversos partes del mundo debatirán durante el evento "Celebrate Life", que hoy será transmitido a toda América Latina y el Caribe para analizar los principales desafíos científicos para la medicina tras la pandemia organizado por el laboratorio Roche en su 125 aniversario .

Acosta contó que en México "se le daba prioridad a la videollamada para estar más cerca del paciente, aunque no siempre se podía por cuestiones de conectividad o por la propia evolución del paciente, que se sentía muy mal".

Click to enlarge
A fallback.
Medicos en pandemia

"Nunca dimos una consulta presencial pero siempre estuvimos al lado del paciente en toda su enfermedad", aseveró.

Magíster en Salud Pública y Promoción de la Salud por el Instituto Henri Poincaré en Francia, Acosta consideró al Covid-19 como "una enfermedad muy traicionera".

"Esto hacía que tuvieramos que estar al lado del paciente en forma permanente para seguir su evolución porque hay un sinfín de patologías que no tienen la capacidad de traicionar en tan pocas horas como el coronavirus", destacó la profesional

Por otro lado, Acosta planteó que tendría que existir "una rama de la ciencia médica que enseñe medicina digital porque no todos los médicos tienen la capacidad de ejercer a distancia".

En este punto, la especialista entendió que si bien muchas personas valoran "la consulta romántica de la medicina presencial y sentir que el médico la revisó, la verdad es que en menos del 5 por ciento de las consultas presenciales el médico revisa a fondo a un paciente".

"Hay muchos médicos que priorizan la cantidad de pacientes que atienden en el día y no una consulta larga y a fondo", sostuvo.

Médicos forenses

En este contexto, quien coordinó el área de Proyectos Especiales de la Secretaría de Salud de México, "la telemedicina viene a sacudir el mundo de la medicina tradicional a partir del uso que le dimos a los teléfonos inteligentes y a la banda ancha en todo este tiempo"

"Hay que aprovechar para hacer un cambio de un sistema paternalista en salud, donde el médico te decía lo que tenías que hacer, a pasar a un paciente empoderado que conoce su propio cuerpo, sus síntomas y puede dar un claro seguimiento a la evolución de la enfermedad", postuló