Autoridades de la mayoría de los bloques que integran la Cámara de Diputados firmaron hoy un proyecto de la oficialista Cecilia Moreau, por el cual repudiaron el atentado sufrido ayer en el local político del Frente de Todos en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, al considerar que "se trata de una embestida que implica un ataque a la convivencia democrática y marca una escalada en la violencia política que viene fomentada por los discursos de odio que circulan cada vez con mayor fuerza”.

El proyecto fue firmado por Máximo Kirchner, del Frente de Todos; Cristian Ritondo, del PRO; Eduardo Bucca, del interbloque Federal; José Luis Ramón, de Unidad Federal para el Desarrollo; Alma Sapag, del Movimiento Popular Neuquino; Luis Di Giacomo, de Juntos Somos Rio Negro; Alejandro 'Topo' Rodríguez, Consenso Federal; Ricardo Wellbach, Frente de la Concordia misionero y Felipe Álvarez.

“La violencia política viene en crecimiento desde que el Frente de Todos ha llegado al Gobierno. Las diferencias, necesarias y válidas, han sobrepasado el límite de la intolerancia en algunos sectores que no ven en los adversarios interlocutores sino un espacio que debe ser borrado del plano político”, sostiene el proyecto de declaración encabezado por la vicepresidenta de la bancada oficialista.

Moreau, además, planteó su preocupación ante la pérdida de los valores democráticos: “Están atacando a un local del Frente de Todos, pero también están atacando a la política como herramienta de resolución de los problemas de la sociedad, al intercambio de pensamientos y la defensa de ideales como valor en la construcción de sociedades plurales”.

En ese sentido, el proyecto convoca a "la reflexión a todos los partidos políticos, porque “la democracia es un valor que se debe defender por sobre cualquier pertenencia partidaria”. (Télam)